EEUU y Londres imponen nuevas sanciones a Moscú por la anexión de las cuatro regiones ucranianas

El presidente norteamericano, Joe Biden, lo considera un "intento fraudulento de anexión", mientras que desde Bruselas aseguran que "no cambia nada".
|
El presidente ruso, Vladimir Putin.
El presidente ruso, Vladimir Putin.
MIKHAIL METZEL via Getty Images

La decisión del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de firmar la anexión de cuatro territorios ocupados en Ucrania ha provocado las primeras reacciones internacionales, entre ellas la de Estados Unidos.

Horas después de que el mandatario ruso firmara el tratado de incorporación, el Departamento de Estado de EE.UU. ha anunciado nuevas sanciones contra funcionarios de Moscú.

La oficina ha detallado en un comunicado que cientos de individuos, incluidos miembros del Ejército ruso y bielorruso, estarán sujetos a restricciones de visado, mientras que otros cientos recibirán sanciones económicas.

Biden condena el “intento fraudulento de anexión”

En un comunicado publicado por la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha condenado sin paliativos el “fraudulento intento de anexión”.

“Que nadie se llame a engaño”, ha hecho saber Biden. “Estas acciones no tienen legitimidad y Estados Unidos siempre hará honor a las fronteras ucranianas reconocidas por la comunidad internacional”, ha añadido.

Según el relato del mandatario norteamericano, con este “intento de anexión”, Rusia “viola el derecho Internacional, pisotea la Carta de Naciones Unidas y demuestra su desprecio por las naciones pacíficas de todo el mundo”.

Ucrania busca su ingreso “acelerado” en la OTAN

Minutos después de que Vladimir Putin firmara el tratado de anexión de las cuatro regiones ocupadas en Ucrania, el presidente de dicho país, Volodímir Zelenski, ha anunciado que su Ejecutivo presentará una solicitud para ser admitido en la OTAN.

Según ha detallado en su cuenta de Telegram, el mandatario ucraniano ha defendido que dan “un paso decisivo” para “acceder a la OTAN de forma acelerada”.

Ucrania presentará este mismo viernes su solicitud para que su adhesión sea también una realidad “de iure”, en un proceso “coherente” con el valor de Kiev a la hora de proteger a sus socios y por el procedimiento de urgencia.

Bruselas asegura que “no cambia nada”

Desde Bruselas, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha sido muy rotunda sobre las anexiones de los cuatro territorios ucranianos ocupados y ha asegurado que “no cambia nada”.

En un mensaje compartido en su cuenta oficial de Twitter, la jefa del Ejecutivo europeo ha defendido que “todos los territorios ocupados ilegalmente por los invasores rusos son ucranianos y serán siempre parte de esta nación soberana”.

Por su lado, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha subrayado que la UE no reconocerá ahora, ni en el futuro, las consultas “falsas” ni la anexión “ilegal” rusa y en un mensaje locutado ha pedido un frente común en Europa ante “la nueva era” que supone el pulso de Putin.

“Nos debemos movilizar no por la guerra, sino para preservar la paz y proteger nuestra seguridad”, ha argumentado el ex primer ministro belga, asegurando que los ciudadanos, líderes políticos y las empresas europeas tienen un “papel que jugar”.

Una defensa de las regiones ucranianas similar a la que ha hecho el Alto Representante de la UE para Política Exterior y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell, que ha defendido que “ningún referéndum falso puede justificar esto”. “La integridad territorial y la soberanía de Ucrania no son negociables”, ha añadido.

Pide a los 27 que endurezcan los controles en las fronteras

Además de criticar la decisión del mandatario ruso, la Comisión Europea ha reclamado a los Veintisiete que endurezcan los controles de seguridad en la frontera para reevaluar el nivel de amenaza que pueda suponer cada ciudadano ruso que quiera entrar en territorio comunitario.

La comisaria de Interior, Ylva Johansson, ha explicado que “un visado a la UE no es un derecho, es un privilegio” y cree que se necesitan “controles más estrictos”.

La comisaria ha recordado que Moscú ha amenazado con emplear armas nucleares y que este mismo viernes el Kremlin ha anunciado la anexión ilegal de territorios ucranianos. “Esto es claramente una escalada del conflicto y supone también una escalada de la amenaza a la seguridad de la Unión Europea, necesitamos reaccionar a esto y vigilar de manera más estricta”, ha razonado.

España no reconocerá “nunca” la anexión

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha criticado la decisión de Putin, recordando el “atroz ataque” que se ha producido este viernes contra un convoy humanitario”.

“Nueva masacre cometida el mismo día que Putin firma la anexión ilegal de territorios ucranianos, que España y Europa nunca reconocerán”, ha defendido.

Meloni critica que “no tiene valor jurídico ni político”

Giorgia Meloni, líder del partido ultraderechista Hermanos de Italia y ganadora de las últimas elecciones generales, ha condenado la anexión anunciada por Vladimir Putin y ha llamado a la “unidad” de Occidente.

En declaraciones recogidas por la Agencia EFE, ha asegurado que “la declaración de anexión de Rusia de cuatro regiones ucranianas tras los referéndum farsa celebrados bajo la violenta ocupación militar no tiene valor jurídico ni político”.

La líder ultraderechista ha denunciado que el mandatario ruso “demuestra una vez más su visión neoimperialista de tono soviético que amenaza a todo el continente europeo”.

Reino Unido convoca al embajador ruso

Otra de las principales reacciones se ha producido en Reino Unido. El ministro británico de Exteriores, James Cleverly, ha convocado este viernes al embajador ruso en el Reino Unido, Andrei Kelin, para que dé explicaciones por la “anexión ilegal”.

Siguiendo los pasos de Estados Unidos, el Ejecutivo británico ha anunciado un paquete de sanciones con le que ha prohibido la exportación de bienes y servicios clave para la economía rusa, con la intención de aumentar la presión sobre Putin, al “interrumpir cruciales cadenas de suministro”.

Moscú se prepara para la fiesta de anexión

Moscú se prepara para la fiesta de anexión