BLOGS
31/03/2020 10:51 CEST | Actualizado 31/03/2020 15:07 CEST

Recetas para una cuarentena más sana: sopa de cebolla con pan y queso

A. M.

Ingredientes

  • 2 litros y medio de caldo de ave 
  • 600g de cebollas
  • 150g de mantequilla
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cucharada grande de harina
  • 1 rama de tomillo
  • 220g de pan rústico en lonchas finas
  • 350g de queso curado (tu favorito)
  • Flor de sal
  • Pimienta negra recién molida

Escoger las cebollas bonitas, pelarlas y cortarlas en finas rodajas. Cocinar las cebollas cortadas en una cocotte con la mantequilla y dejar cocer lentamente. Los primeros 20 minutos tapada la cocotte y los últimos 15 minutos sin tapar.

Durante este tiempo, pelar y machacar seis dientes de ajo. Cuando las cebollas estén bien blanqueadas, añadir una cucharada grande de harina. Mezclar con una cuchara de palo. Adjuntar los 6 dientes de ajo al caldo de ave y añadir una gran rama de tomillo fresco. Añadir sal, teniendo en cuenta que el caldo ya tendrá sal. Dejar la sopa cocer durante 30 minutos a fuego medio y aprovechar para cortar ½ pan rústico (baguette) en finas rebanadas y dejar que se tuesten ligeramente. Rallar el queso. 

Rellenar cuencos al ras de sopa repartiendo bien la cebolla y ponerlos sobre una placa de horno y recubrirlas enteramente de las rebanadas de pan. Salpimentar y recubrir todo del queso previamente rallado, teniendo en cuenta que no desborde los cuencos y hornearlo. Vigilad que no se queme le queso.

Se trata sin duda alguna de las sopas más buenas para cuando estamos agripados o resfriados, gracias a sus cualidades antibióticas, antiinflamatorias y antibacterianas. Esto se traduce en que ayuda a aliviar las molestias, los dolores y los síntomas más típicos de la gripe, a la vez que es útil para reforzar nuestro sistema inmunológico. ¨

Para el caldo de ave

  • 4′5 litros de agua
  • 1kg de alas de pollo
  • 2kg de gallina
  • 2 cebollas
  • 2 puerros
  • 2 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • Sal gorda
  • 300grs garbanzos secos
  • 40grs aceite oliva

Dorar la cebolla, el puerro y el ajo con el aceite. Luego añadimos las alas de pollo, les damos unas vueltas en el aceite y echamos el agua y los demás ingredientes.

Hervir dos horas y colar.