POLÍTICA
21/05/2020 11:57 CEST | Actualizado 21/05/2020 19:01 CEST

Claves para entender el lío con el pacto para la derogación de la reforma laboral

Qué ha pasado, qué se ha firmado y qué dicen las partes.

EL HUFFPOST
Pacto entre PSOE, UP y EH Bildu.

Poco después de que Pedro Sánchez lograse sacar adelante por los pelos una nueva prórroga del Estado de Alarma, al Ejecutivo le estallaba un nuevo lío en plena gestión de la crisis del coronavirus

Todo porque un pacto firmado por su partido a las 20:30 era rectificado poco después por los socialistas, generando una enorme confusión política entre los socios de la coalición y entre la ciudadanía. 

¿Qué ha pasado?

PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu publicaron un acuerdo según el cual se derogaba de forma íntegra la reforma laboral del PP del año 2012. 

Tres horas después, el PSOE enviaba una nota aclaratoria rebajando el alcance de dicho acuerdo y rectificándolo. 

¿Qué dice el acuerdo de investidura?

Este es el textual del acuerdo de investidura entre PSOE y Unidas Podemos sobre la reforma laboral: 

1.3.- Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012. Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos.
En concreto y con carácter urgente:
 - Derogaremos la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad.
 - Derogaremos las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo.
 - Derogaremos la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.

Asimismo,
 - Modificaremos el art. 42.1 del Estatuto de los Trabajadores sobre contratación y subcontratación laboral a efectos de limitar la subcontratación a servicios especializados ajenos a la actividad principal de la empresa.

 - Limitaremos la capacidad de modificación unilateral de las condiciones del contrato por parte de la empresa.
 - Revisaremos el mecanismo de inaplicación de los convenios colectivos,
orientándolo a descuelgue salarial vinculado a causas económicas graves.

¿Qué ponía en el acuerdo publicado el miércoles?

El acuerdo firmado por PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu derogaba de manera íntegra la reforma laboral de 2012 a cambio de que la formación abertzale “no obstaculizara” la prórroga del Estado de Alarma. 

Y así se reflejaba en el primer punto del pacto: 

“Las fuerzas políticas que suscriben este acuerdo se comprometen a derogar de manera íntegra la Reforma Laboral del año 2012 impulsada por el Partido Popular. La derogación deberá ser efectiva antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno en materia económica y laboral derivadas de la crisis originada por el Covid-19”.

¿Qué rectificó el PSOE?

En una nota aclaratoria enviada a los periodistas, el PSOE indicaba que “se anula el punto primero de dicho acuerdo” y que el pacto quedaba de la siguiente manera: 

1.3.- Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales
arrebatados por la reforma laboral de 2012. Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos.
En concreto y con carácter urgente:
 - Derogaremos la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad.
 - Derogaremos las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo.
 - Derogaremos la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.

Es decir, el acuerdo repite exactamente lo que aparece en el pacto de investidura con Unidas Podemos.

¿Qué ha dicho el Gobierno?

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que según el diario El País fue clave para rectificar el comunicado sobre la reforma laboral, ha asegurado que “abrir el debate” sobre su derogación “sería absurdo”. 

“Con esta realidad sobre la mesa sería absurdo y contraproducente abrir un debate de esta naturaleza y generar la mas mínima inseguridad jurídica en este momento”, ha dicho Calviño en un acto del Cercle d’Economia (Círculo de Economía).

¿Qué dice Podemos?

El líder de la formación morada y vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, ha asegurado que lo que pactó con el PSOE no fue una reforma parcial sino integral de la reforma laboral. 

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Iglesias ha dicho lo siguiente: “En el acuerdo de Unidas Podemos con el PSOE para la legislatura, para la investidura y para el Gobierno de coalición, no se habla de derogación parcial, se habla de derogación de la reforma laboral. Eso es un acuerdo de gobierno de coalición. En el pacto que se firma ayer, que firman los máximos responsables de los tres grupos parlamentarios, ese es el acuerdo”. “Pacta sunt servanda”, ha insistido Iglesias, utilizando una expresión latina para remarcar que lo pactado debe ser cumplido.

Anoche, el firmante del pacto con PSOE y EH Bildu, Pablo Echenique, anunciaba en Twitter que habían acordado “adelantar la derogación de la reforma laboral del PP que figura en el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos”. 

¿Qué dice el PSOE?

Adriana Lastra, la firmante por parte del PSOE y portavoz socialista en el Congreso, ha aclarado lo sucedido en Al Rojo Vivo (LaSexta).

“Estamos hablando de lo mismo que hablamos en el acuerdo de gobierno con Unidas Podemos”, ha dicho Lastra, quien afirma que el documento del acuerdo “no se refiere a hacer una derogación íntegra, porque no se puede dejar en blanco el BOE”. “Nosotros nunca hemos hablado de eliminar de un plumazo otros aspectos de la reforma laboral”. 

“Lo que hicimos en ese acuerdo fue pactar retomar la agenda del Gobierno desde el acuerdo con los agentes sociales”, ha asegurado Lastra, quien asegura que había “acuerdo” con Bildu y Unidas Podemos en eliminar “lo que es lesivo para los derechos de los trabajadores”. “En esos términos hablábamos cuando estábamos negociando.

Lastra afirma que “la polémica ha surgido por un adjetivo que metíamos” y que la nota aclaratoria fue para despejar dudas “cuando se estaban generando distintas interpretaciones”. 

En declaraciones a Onda Cero, el secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, asegura que la aclaración realizada por los socialistas “coincide plenamente con el acuerdo de investidura” y que “hace referencia a lo que decía el PSOE en su programa electoral”. 

“Nosotros siempre lo hemos llamado los aspectos más lesivos de la reforma laboral”, ha dicho Ábalos, quien cree que la única diferencia de este acuerdo con el de investidura es “el tiempo de aplicación”. “Lo que hace el documento es instar a que se lleve a cabo lo antes posible. Urgir a hacerlo”, ha agregado. 

Ábalos ha reconocido desconocer por qué se refiere el documento a la “derogación íntegra” de la reforma laboral pero le ha quitado hierro. “Lo que hay que reformar es lo que uno no está de acuerdo de la reforma laboral. Unos hablan de eso y otros de derogación íntegra”, ha dicho equiparando ambas cosas. 

¿Qué dice Bildu?

En declaraciones a Radio Nacional, la portavoz de Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha asegurado que el acuerdo suscrito con el PSOE y Podemos para derogar “de manera íntegra” la reforma laboral del año 2012 “sigue vigente” pese a la rectificación del PSOE, que considera únicamente una “matización terminológica”.

“Naturalmente que no es papel mojado”, ha dicho respecto al acuerdo publicado en la tarde del miércoles, insistiendo en que la aclaración de los socialistas es únicamente de un “matiz más de forma que de fondo”, porque el acuerdo “está vivo y es serio” y el “espíritu” del PSOE y Podemos confirma que la derogación íntegra de la reforma laboral “se va a hacer”.

Aizpurua ha señalado que “está bien” que se vayan concretando “detalles” sobre cómo será el proceso de derogación, porque la reforma laboral “no puede caer de un día para otro”, pero ha insistido en que “hay que fijar el objetivo en una vez que decaigan las medidas excepcionales establecidas con el estado de alarma”.

¿Qué dicen los empresarios?

Como era de esperar, los empresarios se han mostrado muy molestos con el acuerdo anunciado por el Gobierno, motivo por el que ha decidido romper el diálogo con el Ejecutivo

“Nos tendrán que explicar muy bien, porque si la reforma laboral es total, integral, no sé para qué me tengo que sentar en la mesa si ya está decidido”, ha dicho Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, en declaraciones a TVE.

Las patronales CEOE y Cepyme han rechazado “con total rotundidad” el acuerdo, que consideran una “irresponsabilidad mayúscula” que “dinamita” el diálogo social.

En un comunicado, la patronal asegura que “tendrá unas consecuencias negativas incalculables” en la economía española y en la confianza empresarial, lo que “impactará de forma profundamente negativa en el empleo”.

Supone “un desprecio indignante al diálogo social, al que dinamita; al papel que la propia Constitución otorga a los agentes sociales y, en este sentido, a las propias instituciones del Estado en el momento más delicado de la economía española y, por tanto, cuando este diálogo se hace más necesario”.

Y recuerda que se produce en un momento en el que el Gobierno aborda con patronal y sindicatos medidas de flexibilidad en el ámbito laboral para garantizar la subsistencia de miles de empresas y millones de empleos, en los sectores más castigados por el COVID-19. “Es totalmente incoherente y contrario suscribir un acuerdo para dar un paso atrás e incrementar la rigidez en el mercado laboral”, subrayan. 

¿Y los sindicatos?

CCOO y UGT recuerdan que siempre han defendido la derogación de la reforma laboral del PP, aunque han reaccionado de distinto modo al lío surgido a raíz del acuerdo publicado este miércoles. 

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha señalado que el documento “reproduce el acuerdo de investidura” que recogía el “compromiso” de derogar la reforma laboral, algo que ve necesario, así como configurar una legislación laboral “alternativa” que contemple los cambios del mercado laboral.

Sordo considera que sería bueno “huir de voluntarismos y retomar la agenda para la derogación de la reforma laboral que fue interrumpida por la crisis sanitaria, contando con el marco de diálogo social y sabiendo que se requiere una mayoría parlamentaria para hacerlo”.

A su juicio, no solo hay que derogar las dos últimas reformas laborales, sino que hay que poner en pie “toda una legislación alternativa, que debe contemplar los cambios producidos en el mercado laboral en España y evitar el deterioro de las condiciones laborales de trabajadores”.

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, cree que “habría que distinguir entre las negociaciones sobre un tema tan serio como las relaciones laborales y lo que es la vida política”. “Parece que se aprueba un intercambio de cosas que desde luego tienen poco ver entre sí”, ha añadido.

En su opinión, votar a favor del estado de alarma, a tenor de las recomendaciones de los expertos, “es una obligación de los grupos parlamentarios” para frenar la pandemia. “En los temas que tienen que ver con la reforma laboral, el Parlamento decide en último extremo pero creo que hay ya demasiadas promesas incumplidas como para no hacer ninguna más”, ha apuntado.

Sobre la reacción de la patronal, Álvarez ha pedido “mucha mesura” y no romper el diálogo social. “En otros momentos han pasado otras cosas y nosotros podríamos habernos aprovechado para levantarnos de la mesa y no lo hemos hecho. Los empresarios necesitan diálogo y yo estoy convencido de que la CEOE, más allá de esta reacción, va a continuar en la senda del diálogo social”, ha afirmado.

¿Cómo han reaccionado el resto de partidos?

El embrollo afecta también al llamado Pacto para la Reconstrucción tras la crisis del coronavirus, que se discute estas semanas en la Comisión para la Reconstrucción del Congreso de los Diputados. 

Y ya está empezando a tener sus implicaciones, ya que la formación ultraderechista Vox ha anunciado que se levanta de la mesa de negociación mientras que el PP, a través de su portavoz en dicha Comisión, Ana Pastor, ha exigido al Gobierno que aclare sus “pactos ocultos” para lograr la prórroga del Estado de Alarma. 

Desde Ciudadanos, que apoyó prorrogar el Estado de Alarma, su portavoz, Edmundo Bal, cree que lo único que hace este acuerdo es ratificar el pacto de investidura y ha insistido en que Ciudadanos no es socio de Gobierno, por lo que verá las propuestas que se plantean y en función de eso, decidirá. 

Photo gallery Sánchez e Iglesias presentan su acuerdo See Gallery