INTERNACIONAL
16/07/2020 17:03 CEST | Actualizado 16/07/2020 17:25 CEST

Reino Unido, EEUU y Canadá acusan a Rusia de querer robar datos de la vacuna contra el coronavirus

"Es completamente inaceptable que los Servicios de Inteligencia Rusos tengan como objetivo a quienes trabajan para combatir la pandemia", ha señalado el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab.

Ute Grabowsky via Getty Images

Moscú en el punto de mira. Reino Unido, EEUU y Canadá apuntan a Rusia y le acusan de querer robar datos de la vacuna contra el coronavirus en la que trabajan científicos británicos. Según el Centro de Ciberseguridad Nacional del Reino Unido (NCSC), un grupo de presuntos piratas informáticos vinculados con agencias de inteligencia rusas tienen como objetivo de sus ataques a los investigadores occidentales.

El comunicado, encabezado por Reino Unido, cuenta con la firma de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos y la autoridad canadiense de ciberseguridad -el Canadian Communication Security Establishment-. En él, el NCSC indica que los ataques contra científicos forman parte de una campaña global del grupo conocido como APT29, que busca usurpar los secretos de la búsqueda de la vacuna.

El documento también señala a otros colectivos, rastreados en código abierto, como Cozy Bear y The Dukes, explica una nota oficial del Gobierno británico. Así, detalla que el NCSC está “casi seguro (con una probabilidad superior al 95%) de que APT29 son parte de los Servicios de Inteligencia rusos. APT29 se ha dirigido a organizaciones de investigación y desarrollo médico. El NCSC evalúa que es altamente probable (entre un 80 y un 90%) que esta actividad fuera para recopilar información sobre la investigación de la vacuna COVID-19 o la investigación del virus COVID-19”, añaden. 

“Intereses egoístas con una conducta descuidada”

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, pidió en un comunicado divulgado por el Foreign Office el final de estos ciberataques “irresponsables” por parte de los servicios de inteligencia rusos, “que han estado recogiendo información sobre desarrollo e investigación de la vacuna contra la COVID-19″.

“Es completamente inaceptable que los Servicios de Inteligencia Rusos tengan como objetivo a aquellos que trabajan para combatir la pandemia de coronavirus”, apuntó Raab.

El titular británico de Exteriores agregó que “mientras otros persiguen sus intereses egoístas con una conducta descuidada, el Reino Unido y sus aliados continúan desempeñando el duro trabajo de encontrar una vacuna y proteger la salud global”.

“El Reino Unido continuará luchando contra aquellos que realizan este tipo de ciberataques y trabajando con nuestros aliados para llevar a los responsables ante la justicia”, concluyó el ministro.

“Condenamos estos ataques despreciables contra aquellos que desempeñan un trabajo vital para combatir la pandemia del coronavirus”, señaló hoy Paul Chichester, el director de operaciones del centro británico en la nota.

Chichester agregó que el NCSC, junto con sus aliados, se encuentra “comprometido a proteger los activos más críticos” e indicó que la “prioridad en este momento es proteger al sector sanitario”. 

NUEVOS TIEMPOS