INTERNACIONAL
15/07/2019 09:43 CEST

Reino Unido, Francia y Alemania reiteran su apoyo al acuerdo nuclear con Irán en el momento más crítico del pacto

Europa hace un llamamiento al diálogo en el cuarto aniversario del acuerdo y pide a Teherán que dé marcha atrás a su retirada paulatina

Reino Unido, Francia y Alemania han emitido este domingo un comunicado conjunto en el que reiteran su compromiso con el acuerdo nuclear firmado exactamente hace cuatro años con Irán, y que ahora atraviesa su momento más delicado, con Estados Unidos retirado unilateralmente y la república islámica, acuciada por la reanudación de las sanciones norteamericanas, en pos de su abandono parcial tras sentirse desprotegida por sus socios europeos. 

“Nosotros, los líderes de Francia, Alemania y el Reino Unido, con los mismos intereses comunes de seguridad, en particular la preservación del régimen de no proliferación, recordamos nuestro compromiso continuo con el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC), el nombre oficial del pacto, aprobado hace cuatro años con Irán el 14 de julio de 2015”, según el comunicado firmado respectivamente por Emmanuel Macron, Angela Merkel y Theresa May

El comunicado está dominado por un llamamiento al diálogo para solucionar la actual crisis. “Creemos que ha llegado el momento de actuar con responsabilidad y de buscar formas de detener la escalada de la tensión y reanudar el diálogo. Los riesgos son tales que es necesario que todas las partes interesadas hagan una pausa y consideren las posibles consecuencias de sus acciones”, previenen los líderes europeos. 

Creemos que ha llegado el momento de actuar con responsabilidad y de buscar formas de detener la escalada de la tensión y reanudar el diálogo. Los riesgos son tales que es necesario que todas las partes interesadas hagan una pausa y consideren las posibles consecuencias de sus acciones

El pasado fin de semana, Irán anunció que volvería a enriquecer uranio por encima de los límites designados en el pacto al considerar que los firmantes europeos habían faltado a su compromiso de restablecer los lazos comerciales con la república islámica a cambio de que Teherán despejara cualquier duda sobre la verdadera naturaleza de su programa nuclear. 

A pesar de que la UE asegura que existe un mecanismo de comercio bilateral, Instex, operativo y disponible a todos los estados miembro de la UE, Irán denuncia que Europa ni ha comprado petróleo ni considerado líneas de crédito imprescindibles para la subsistencia de un país ahogado por la reanudación de las sanciones norteamericanas, que además amenazan a cualquier empresa extranjera que negocie con la república islámica.

En este sentido, Macron, Merkel y May piden a Irán, que “dé marcha atrás sus recientes decisiones”, y garantiza a las autoridades de Teherán que cualquier queja que pudieran tener será abordada a través del mecanismo designado para abordar estos problemas, una comisión conjunta. 

Los tres líderes europeos aseguran a Irán que, desde la retirada unilateral de EEUU en mayo de 2018, “nuestros tres países han hecho todo lo posible para trabajar con todas las partes restantes del acuerdo para que el pueblo iraní pueda seguir disfrutando de los beneficios económicos legítimos que brinda el acuerdo”. 

No obstante y una vez más, reiteran su “preocupación” por las recientes decisiones iraníes en este sentido y, además, por la escalada de tensión en el golfo con incidentes como el derribo de un avión no tripulado de EEUU cerca de Irán, que casi desembocó en un ataque directo norteamericano contra objetivos dentro de Irán. 

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Acuerdo Occidente-Irán sobre el programa nuclear de Teherán See Gallery

ESPACIO ECO