TENDENCIAS
04/09/2019 13:50 CEST | Actualizado 04/09/2019 13:52 CEST

Renée Zellweger se sincera sobre su depresión tras su parón en Hollywood

“No estaba sana. No me cuidaba. Era la última cosa de mi lista de prioridades”.

GTRESONLINE

Después de una trayectoria plagada de altos y bajos, y de un paréntesis laboral en 2010, Renée Zellweger volvió a llenar titulares en 2016 por su regreso a la gran pantalla para retomar a su célebre Bridget Jones en la secuela Bridget Jones’s Baby.

A punto de estrenar este otoño la película Judy, en la que interpreta a la legendaria Judy Garland durante los últimos y tumultuosos meses de la vida de la estrella, Zellweger se ha sincerado sobre su parón en el mundo de Hollywood.

En un perfil publicado este martes en la revista Vulture, la oscarizada actriz confiesa que sufrió agotamiento y depresión por su extenuante carrera a principios de los 2000.

“No estaba sana. No me cuidaba. Era la última cosa de mi lista de prioridades”, explica, y cuenta que cuando dejó de actuar empezó a ir al psicólogo por primera vez.

Tenía que parar para que empezaran a surgir las ideasRenée Zellweger
 

“[El psicólogo] reconoció que pasaba el 99% de mi vida como personaje público y sólo una microscópica parte del tiempo viviendo mi vida real. No podía seguir así, no podía tener cosas que hacer todo el tiempo, ni saber por adelantado lo que iba a hacer los dos siguientes años de mi vida”, recuerda. “Quería dar oportunidad a que ocurrieran accidentes. Tenía que parar para que empezaran a surgir las ideas”.

La actriz señala que no era consciente del agotamiento precisamente porque llevaba un ritmo imparable, y trataba de engañarse a sí misma todo el rato: “Estás bien para ir y hacer lo que toque”.

Zellweger se decía a sí misma: “Probablemente deberías parar, pero esta oportunidad creativa es tan emocionante y sólo va a pasar una vez en la vida y te arrepentirás de no hacerlo”. “Pero no —reconoce ahora—, deberías recogerte y, ya sabes... descansar”.

Zellweger dice sentirse preocupada por los actores jóvenes de ahora, y advierte de los peligros de estar constantemente trabajando.

“No estás sano, estás desequilibrado, estás a punto de morirte... Y luego echas la vista atrás y te preguntas qué ocurrió”, reflexiona. ”¿Dónde están las relaciones que no tuviste la oportunidad de cuidar?”, plantea.

La actriz también ha criticado duramente en otras ocasiones el escrutinio sexista al que se enfrentan las mujeres por su aspecto físico, sobre todo cuando se hacen mayores. En un blog para el HuffPost en 2016, Zellweger respondió al escándalo y la especulación que la rodearon en 2014 sobre la cuestión de si se había operado o no, denunciando al periodismo sensacionalista por centrarse en la apariencia de las mujeres.

Aquí puedes leer el reportaje completo de Vulture (en inglés).

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

Photo gallery Separados al nacer: famosos que se parecen See Gallery