POLÍTICA
28/03/2019 11:47 CET

Renfe aparta a nueve vigilantes por golpear brutalmente a un inmigrante

La compañía ha dicho que "no tolera ninguna actitud de maltrato hacia las personas".

Renfe ha apartado del servicio a los vigilantes de seguridad que anoche participaron en la detención de un joven extranjero en el vestíbulo de la estación de Plaza de Catalunya de Barcelona, al que golpearon con sus porras antes de reducirle y esposarle.

En un comunicado, Renfe ha informado de que ha retirado del servicio a los agentes que participaron en el incidente de este miércoles porque la compañía “no tolera ninguna actitud de maltrato hacia las personas”.

Según informa la compañía ferroviaria, el incidente ocurrió sobre las 21 horas de ayer, cuando un grupo de vigilantes, entre seis y diez, corrieron persiguiendo a un joven de origen extranjero que, al parecer, se había colado sin pagar el billete.

Una ciudadana grabó la escena de la persecución en un vídeo que ha sido difundido en las redes sociales por eRacismoSoS, en el que se aprecia cómo alguno de los vigilantes que participan en la detención golpea con su porra al joven antes de derribarlo al suelo y ser esposado por otros.

 

Renfe, que ha abierto un expediente informativo para determinar si los hechos son constitutivos de una falta, ha confirmado que los vigilantes de seguridad pertenecen a las empresas Ombuds y Sureste, a las que ha exigido que retiren del servicio de Renfe a los implicados hasta que resuelva el expediente, que, según un portavoz de la compañía, “es un procedimiento habitual en estos casos”.

El mismo portavoz ha indicado que “independientemente de lo que determine la investigación de este hecho, Renfe nunca tolerará ninguna actitud, manifestación o acción de maltrato hacia las personas”.

Las organizaciones SOS Racismo y E Racismo han condenado ‘la brutal paliza’ que recibió el joven, la han calificado de desproporcionada y racista y han informado de que están intentando ponerse en contacto con la víctima, a la que, en otras imágenes, se ve con la cara ensangrentada.

EL HUFFPOST PARA SKODA