NOTICIAS
31/12/2019 09:51 CET

Rescatan en Melilla a un inmigrante oculto y atrapado en un salpicadero

Los nervios del conductor llevaron a los agentes a revisar el coche y, con un detector de latidos, dieron con el joven, en una "situación lamentable"

GUARDIA CIVIL / AGENCIA EFE
Imágenes difundidas por la Guardia Civil del estado en el que se encontró al migrante.

La Guardia Civil rescató a un inmigrante que fue localizado escondido en el interior del salpicadero de un vehículo intentando acceder de forma irregular a Melilla desde Marruecos, en cuyo interior estaba atrapado por la imposibilidad de que pudiera salir por sus propios medios.

En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que esta actuación tuvo lugar el pasado 26 de diciembre, sobre las 21.00 horas en la frontera terrestre de Beni-Enzar, la más importante entre España y Marruecos en la ciudad autónoma, cuando un vehículo con matrícula marroquí se disponía a pasar a Melilla.

La Guardia Civil procedió a identificar al conductor y único ocupante del coche, el cual mostró síntomas titubeantes y de nerviosismo ante las claras indicaciones del agente para que se apease del vehículo para su registro.

Además, una vez que se bajó del turismo, cuando el guardia civil le pidió que abriera el salpicadero, comenzó a hacer ademanes de que no podía abrirlo, lo que alertó de forma inmediata al agente, que empezó a sospechar que podría llevar ocultos géneros sin declarar o alguna persona.

El instituto armado llevó a cabo entonces la fiscalización del vehículo mediante un equipo detector de latidos, que dio dos veces positivo, lo que conllevó a un registro exhaustivo que permitió hallar un doble fondo practicado en el salpicadero, en cuyo interior había un migrante adulto de origen subsahariano en posición fetal y totalmente inmóvil.

Dada la “situación lamentable” que presentaba esta persona y las reducidas dimensiones del doble fondo practicado, la Guardia Civil tuvo que emplear diversas herramientas para su liberación y auxilio, habida cuenta que el inmigrante indicaba mediante gestos que le resultaba imposible salir por sus propios medios.

Finalmente, tras 12 minutos de rescate, la Guardia Civil pudo sacar al inmigrante, que presentaba síntomas evidentes de entumecimiento y dificultad para el andar.

Además, debido a la proximidad del doble fondo practicado al motor del vehículo, el joven subsahariano también mostraba sudoración y dificultad en la respiración, por lo que tuvo que ser atendido por los servicios sanitarios en el lugar de los hechos, logrando recuperarse con normalidad.

La persona rescatada tiene 29 años y dice proceder de Guinea, y ya se encuentra acogido en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) en aplicación a la legislación vigente en materia de extranjería.

Respecto al conductor, se trata de un varón mayor de edad, de nacionalidad marroquí, que fue detenido por un supuesto delito de tráfico de personas y puesto a disposición judicial. 

Photo gallery Seis horas encaramados a la valla de Melilla See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO