POLÍTICA
23/02/2021 13:34 CET | Actualizado 23/02/2021 14:30 CET

El rey ensalza la figura de Juan Carlos I durante el 23-F: "Su firmeza y autoridad fueron determinantes"

Acto en el Congreso de los Diputados por el 40 aniversario del intento de golpe de Estado

Un discurso muy esperado de Felipe VI. Y el rey ha querido elogiar en este 23-F a la figura de su padre, Juan Carlos I, del que ha destacado su “firmeza y autoridad” determinantes hace cuarenta años para que “triunfara la democracia”, además de lanzar el mensaje de compromiso de las instituciones con la Constitución y los valores democráticos.

El monarca ha pronunciado estas palabras en el acto organizado por el Congreso de los Diputados por el 40 aniversario del intento de golpe de estado del 23-F. Una celebración marcada también por la ausencia de su padre Juan Carlos -figura clave aquel día-, que se marchó este verano a los Emiratos Árabes cercado por los escándalos financieros y bajo la lupa de la Fiscalía.

Felipe VI ha señalado que Juan Carlos I “asumió” como jefe del Estado su “responsabilidad y compromiso con la Constitución” y ha recordado el mensaje televisado a todos los españoles de aquel día (que ya forma parte “de la memoria colectiva”.

“Su firmeza y autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia”, ha lanzado el rey, que ha recordado: “Fui testigo de niño de aquel episodio”. “Aprendí el inmenso e incalculable valor de la libertad para el pueblo de España”, ha apostillado.

EFE
Felipe VI

Un acto en formato reducido celebrado en el Salón de los Pasos Perdidos y marcado también por la pandemia del coronavirus. Junto a Felipe VI han estado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sus vicepresidentes, el líder del PP, Pablo Casado y dos de los ‘padres’ de la Constitución (Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y Miquel Roca).

En cambio, han dejado plantado al rey los representantes de ERC, EH Bildu, PNV, CUP, Junts y BNG.

Iglesias no ha aplaudido al rey tras el discurso

Horas antes, ERC, Bildu, Junts, PdeCat, CUP y la BNG han hecho público un manifiesto para rechazar esta celebración del 23-F, que consideran una “operación de Estado” para apuntalar el “régimen del 78″. Un “candado” para el avance democrático, han suscrito. También había expectación por el papel de Pablo Iglesias, que después del discurso se ha quedado en una esquina solo y mirando el móvil.

“Millones de españoles, incluso los de mi generación, tenemos aquella noche grabada en la memoria y el recuerdo de cómo desde la angustia y la preocupación sobre lo que podía suceder sintieron tranquilidad al ver cómo la libertad y el orden constitucional prevalecían y comprobar cómo se confirmaban y aseguraban los nuevos períodos de la historia que habían decidido abrir libremente los españoles”, ha arrancado el monarca.

Aquella noche de hace cuarenta años, ha recordado Felipe VI, se “vivió un ataque de extraordinaria gravedad contra su sistema democrático de derechos y libertades”.

Según el rey, el rechazo institucional y de los ciudadanos a la ruptura del marco de convivencia fue “decisivo” para vencer ese golpe de estado. Ha destacado la “honda convicción democrática” de los parlamentarios y de los miembros del Gobierno aquel día, que “confirmó el sentir de los ciudadanos a los que representaban”.

“La Constitución de 1978 significa el reencuentro y el entendimiento entre españoles, su unidad en los valores democráticos y en nuestros derechos y libertades y su confianza en una España en la que caben y se reconocen todos los ciudadanos. Hoy como rey, y símbolo de la unidad y permanencia del Estado, mi compromiso con la Constitución es más fuerte y firme que nunca, como también es inequívoca la voluntad de la corona de ser una institución que incluya, integre y cohesione a todos los españoles!, ha proclamado.

El rey también ha tenido un recuerdo especial para el expresidente Adolfo Suárez (cuyo hijo estaba presente en la Cámara Baja) y ha destacado: “Al recordar aquellos momentos quiero, con gran admiración y gratitud, significar en la persona del presidente del Gobierno Adolfo Suárez González, a una larga lista de hombres y mujeres, civiles y militares, que todos tenemos en mente, que ofrecieron esa noche, también junto a los medios de comunicación, un ejemplo de coraje y de lealtad a las instituciones del Estado y a nuestra Constitución”.

Además, ha querido ahondar al hilo: “El aniversario que hoy recordamos nos obliga a valorar con serenidad y rigor el principio democrático insustituible que fundamenta nuestra convivencia. El respeto al Estado social y democrático de Derecho en el que España se constituye desde 1978 y que hemos construido durante más de cuatro décadas, paso a paso y hombro con hombro, es condición previa y necesaria para esa convivencia y para el progreso de nuestra sociedad”.

“De ahí que todos –ciudadanos e Instituciones– debamos sentirnos comprometidos y obligados a defender, proteger y preservar nuestra convivencia en democracia y libertad”, ha sentenciado, añadiendo: “Defenderla, porque sabemos lo difícil que fue alcanzarla y que siempre hay riesgos que la pueden amenazar. Protegerla, porque hemos aprendido que la democracia es un bien delicado que precisa del mayor cuidado y de un respeto y dedicación permanente por parte de todos; porque somos conscientes de que su erosión pone en cuestión y, por tanto, en peligro, los derechos y libertades de los ciudadanos.”.

Para completar el argumento: “Y preservarla, porque también sabemos que, conforme a nuestros valores, constituye una premisa irrenunciable para el pleno desarrollo de nuestro país y para el progreso, el bienestar y la prosperidad de nuestros ciudadanos”.

“La democracia, a través de sus instituciones representativas, debe saber afrontar siempre, con espíritu constructivo y sin perder sus fundamentos, los nuevos retos que la sociedad tiene ante sí”, ha dicho.

EFE
Acto del 40 aniversario del 23-F en el Congreso

Además, ha mandado este mensaje: “Los hombres y mujeres de mi generación hemos vivido y disfrutado de la libertad en una democracia consolidada en sus instituciones y asentada en el sentir y vivir de nuestros ciudadanos. Hemos sido al mismo tiempo testigos y partícipes de la profunda transformación de España, de su integración en Europa y de su extraordinario avance colectivo”.

“Ahora -ha continuado- tenemos, sin duda, la responsabilidad y la obligación moral de continuar nuestro proyecto común: de fortalecer, acrecentar y enriquecer ese camino de libertad y democracia que, desde hace más de 40 años, es guía y referencia de nuestra comunidad histórica, social y política”.

Dando importancia a esta idea al final del discurso: “Y hoy, cuando celebramos la victoria de la democracia aquel 23 de febrero del año 1981, es una ocasión muy oportuna para reconocer y ensalzar la plena vigencia y fortaleza de sus valores y principios; y para reafirmar y renovar el compromiso de todas las instituciones del Estado con nuestro sistema democrático de derechos y libertades”.

“Se lo debemos a quienes lo defendieron entonces, se lo debemos a las nuevas generaciones en cuyas manos estará el futuro de España, se lo debemos, en definitiva, al pueblo español que, días después de aquella noche que hoy recordamos, manifestó de manera ejemplar su defensa de la libertad, la democracia y la Constitución”, ha rematado el jefe del Estado.

Después del discurso del rey, se ha organizado un almuerzo, por parte del Congreso, en el que estarán el rey, Sánchez, Batet, Casado y los presidentes del Senado, Pilar Llop; del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y el del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.

 

Photo gallery Las portadas del 23-F See Gallery

NUEVOS TIEMPOS