NOTICIAS
30/07/2020 08:49 CEST

Juan Carlos I estudia regularizar su cuenta y evitar así la acusación de delito fiscal

Según 'El Confidencial' podría optar por la regularización fiscal voluntaria para evitar la apertura de un procedimiento penal.

ASSOCIATED PRESS
Juan Carlos I, fotografiado el 27 de diciembre de 2011 (AP Photo/Daniel Ochoa de Olza, File)

Juan Carlos I podría evitar una posible acusación de la Fiscalía del Tribunal Supremo mediante una regularización fiscal voluntaria. Según publica José Antonio Zarzalejos este jueves en El Confidencial, esta fórmula que barajan sus asesores evitaría la apertura de un procedimiento penal antes de que le sea notificada ninguna investigación.

Las últimas informaciones sobre el rey emérito apuntan a que ocultó su fortuna a la Hacienda española. El artículo 305 del Código Penal recoge lo siguiente sobre la regularización fiscal:

“Se considerará regularizada la situación tributaria cuando se haya procedido por el obligado tributario al completo reconocimiento y pago de la deuda tributaria, antes de que por la Administración Tributaria se le haya notificado el inicio de actuaciones de comprobación o investigación tendentes a la determinación de las deudas tributarias objeto de la regularización o, en el caso de que tales actuaciones no se hubieran producido, antes de que el Ministerio Fiscal, el Abogado del Estado o el representante procesal de la Administración autonómica, foral o local de que se trate, interponga querella o denuncia contra aquél dirigida, o antes de que el Ministerio Fiscal o el Juez de Instrucción realicen actuaciones que le permitan tener conocimiento formal de la iniciación de diligencias.

[...]

La regularización por el obligado tributario de su situación tributaria impedirá que se le persiga por las posibles irregularidades contables u otras falsedades instrumentales que, exclusivamente en relación a la deuda tributaria objeto de regularización, el mismo pudiera haber cometido con carácter previo a la regularización de su situación tributaria”.

Don Juan Carlos podría recurrir a este instrumento—que en España ha sido utilizado por los herederos de Botín o por Juan Carlos Monedero—ya que no consta que haya recibido ninguna notificación ni tributaria ni jurídica.

“El delito fiscal es la principal amenaza sobre Juan Carlos I. El de blanqueo, el otro delito bajo investigación, requiere un origen ilícito de los fondos pero como era inviolable cuando recibió la donación de Arabia es una camino que fuentes jurídicas consideran vedado a la investigación”, señala El Confidencial.

Dicho medio también apunta que una regularización fiscal “implicaría una confesión en toda regla de la recepción de fondos y otros bienes” pero también “tendría un significado coherente con la ejemplaridad y el cumplimientos de los deberes ciudadanos”.

Photo gallery La buena vida del rey Juan Carlos See Gallery

HEINKEN PARA EL HUFFPOST