Ribera y el gas: "No estamos dispuestos a que se nos imponga algo que consideramos injusto"

La vicepresidenta se muestra "molesta" con la UE porque no se ha preguntado sobre el recorte, que le "preocupa" por ser "un esfuerzo sobredimensionado para España".
|
Teresa Ribera, ayer en Bilbao.
Teresa Ribera, ayer en Bilbao.
Europa Press News via Getty Images

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha insistido este jueves en rechazar la propuesta de la Comisión Europea de que todos los países de la Unión Europea reduzcan voluntariamente un 15% su consumo de gas hasta la próxima primavera, con el fin de prepararse ante un posible corte del suministro ruso y tener menor dependencia de Moscú. En una entrevista en la Cadena SER, ha afirmado que España no está “dispuesta” a que se le “imponga sin sin preguntar” algo que considera “injusto”. Ha hablado de “movimiento sorprendente”, de hecho.

En Hoy por hoy, Ribera ha dicho que la propuesta de Bruselas “molesta” porque no se ha debatido con el Gobierno y “preocupa” porque plantea un esquema “que supone un esfuerzo sobredimensionado para España”, ahondando en su idea de que no todos los países pueden recortar tanto porque hay situaciones muy diferentes en el seno de los Veintisiete. Ha enfatizado que según diversos informes independientes, nuestro país no debería tener una “reducción neta”, deberíamos “quedaros en cero”.

La ministra ha remarcado varias veces que “el esquema que han planteado supone un esfuerzo desmesurado para España”, que ha hecho los deberes por encima de otros estados, a los que no ha querido citar. “Pueden contar con nuestra solidaridad, pero ponemos en duda la efectividad”, ha garantizado, pero esa solidaridad ha de ser “efectiva, justa y flexible”. “Los españoles han hecho un esfuerzo muy grande durante mucho tiempo, no siempre contando con la comprensión de la Comisión (...). No podemos ser vistos como el espacio al que acudir sin preguntar”, ha remarcado.

“La reducción del gas se debería hacer en la industria”, sostiene, además.

“Vamos a pedir, no exigir, ahorro y eficiencia energética. Debemos entender la situación y poner la calefacción a ciertos grados, pero no obligar”, ha indicado, además, de cara al otoño y el invierno. “Espero que los empresarios no tengan que afrontar ningún recorte. Sí pensamos que hay capacidad de ahorro”, añade.

Haciendo de francotirador

Putin haciendo cosas