POLÍTICA
14/04/2019 11:48 CEST | Actualizado 15/04/2019 04:22 CEST

Rivera acude a Errenteria a dar un mitin y los vecinos le reciben así

Se han producido enfrentamientos entre antidisturbios y manifestantes al finalizar el acto.

AITOR BENGOA / EL HUFFPOST

Con lazos amarillos XXXL en las fachadas, caceroladas, gritos e insultos. Así han recibido numerosos vecinos de Errenteria al líder de Ciudadanos y candidato a La Moncloa, Albert Rivera, que ha ofrecido un mitin este domingo en este municipio guipuzcoano, a cuya finalización ha habido algunos enfrentamientos entre antidisturbios de la Ertzaintza y vecinos que protestaban por la celebración del acto.

Durante su intervención ante algunas decenas de seguidores, Rivera ha recordado a las víctimas del terrorismo de ETA y ha defendido el derecho de todos los ciudadanos españoles a acudir a cualquier pueblo de España. Asimismo, ha calificado el nacionalismo como “el cáncer de España” y ha anunciado que pondrá en marcha una ley para castigar a las personas e instituciones que amparen homenajes a terroristas si gana las elecciones. 

Durante todo el acto varios vecinos no han dejado de hacer una cacerolada desde los balcones cercanos. Rivera se ha dirigido a ellos para decirles que él está “acostumbrado” a las caceroladas porque viene de Cataluña, y les ha animado en tono irónico a que golpeasen los cacharros con más fuerza: “Dadle más fuerte, que da ambiente”, ha comentado el líder naranja, que ha concluido su discurso gritando ”¡Gora España!”.

El lugar elegido por Ciudadanos, que ha estado acompañado por otros conspicuos miembros de su partido como Fernando Savater o Maite Pagazaortundua, ha sido la céntrica Plaza de los Fueros, los derechos históricos vascos y navarros que algunas voces tildan de privilegios y a los que este partido se opone. 

Durante todo el acto cientos de personas, la mayoría vecinos del pueblo, se han apostado en las inmediaciones del mitin y han increpado a la delegación de Ciudadanos, a la que han dedicado insultos como “fascistas” y les han conminado a que abandonaran el municipio. Al finalizar el mitin, los antidisturbios de la Ertzaintza han entrado en acción y han arremetido contra algunos de los manifestantes para abrir un pasillo y que los miembros y simpatizantes de Ciudadanos pudieran regresar a los autobuses en los que habían acudido al acto.

Errenteria, conocido también como Rentería, es un municipio guipuzcoano situado a medio camino entre San Sebastián y la frontera francesa que en el pasado acaparó nunerosos titulares por ser uno de los pueblos más castigados por la violencia de ETA, la kale borroka y tambien por la repesión de las fuerzas de seguridad, especialmente durante los últimos años del franquismo.

La víspera del acto los vecinos de los edificios que circundan la plaza colgaron de sus balcones gigantescos lazos amarillos, de varios pisos de altura en solidaridad con los políticos catalanes encarcelados. También se desplegaron numerosas pancartas con lemas como “Alberto Carlos, no vengas a tocarlos...” (en alusión a Rivera). 

Territorio hostil

La visita de Rivera a este pueblo se produce en un fin de semana en el que los líderes del PP y Vox también han elegido el País Vasco para hacer campaña, un territorio hostil a estas formaciones, en el que casi ninguna encuesta augura que vayan a cosechar votos suficientes para obtener representación parlamentaria alguna el 28-A

El popular Pablo Casado estuvo en Vitoria el viernes. El candidato de Vox, Santiago Abascal, por su parte, acudió el sábado a ofrecer un mitin en el auditorio Kursaal de San Sebastián, a cuya salida los asistentes fueron increpados por grupos de personas que protestaban por la presencia de la formación ultraderechista en la capital guipuzcoana y que fueron dispersados con cargas de la Ertzaintza.

Photo gallery Albert Rivera entra en modo campaña: selfies, animales, niños y autógrafos. See Gallery