POLÍTICA
07/05/2019 11:53 CEST | Actualizado 07/05/2019 17:59 CEST

"Hola, Albert": así ha sido el 'reencuentro' en La Moncloa

Sánchez y Rivera se reúnen por primera vez desde 2017

REUTERS

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha recibido este martes en el Palacio de la Moncloa al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con el objetivo de normalizar las relaciones tras una dura campaña en la que los ‘naranjas’ establecieron un veto al PSOE de cara a los pactos poselectorales.

Sánchez recibía a Rivera un día después que al presidente del PP, Pablo Casado, en un intento de dar un trato singular a Casado para remarcar así su papel como principal líder de la oposición, pese a la corta distancia (de tan sólo 9 escaños en el Congreso) que le separa de Ciudadanos tras los resultados del 28 de abril.

Al igual que con Casado el lunes, Sánchez ha salido a recibir a Rivera a la escalinata del Palacio de la Moncloa, aunque no ha llegado a bajar ningún peldaño, en cuanto el vehículo que conducía a Rivera llegó a las puertas del Palacio.

Rivera ha llegado puntual, a las once de la mañana, con el rostro serio que evidencia la frialdad de las relaciones entre ambos. Los dos con traje azul oscuro.

La duración ha durado sobre unos cincuenta minutos, mucho menos que la hora y media que le dedicó el presidente en funciones al líder del PP. Según fuentes de Moncloa, ha sido un encuentro “cordial” y fluido.

EFE

“Hola, Albert”, le ha saludado Sánchez, estrechándole la mano. Ambos han posado unos instantes ante las cámaras, dándose la mano, mientras se preguntaban con cortesía qué tal les iba todo.

A continuación, Sánchez ha conducido a Rivera a la sala Tapies, donde el presidente recibe siempre a sus visitas y ambos han estado charlando amigablemente mientras la prensa gráfica tomaba imágenes y grababa.

Al término del encuentro, Rivera ha ofrecido una rueda de prensa en la sala briefing, más pequeña que la que usó el lunes Casado, que compareció en la misma sala desde la que el Gobierno informa sobre los Consejos de Ministros.

EFE

 

 

EL HUFFPOST PARA IKEA