El robo de armas en la sede de la Policía más protegida de España se salda con 6 agentes expedientados

Un joven de 16 años logró infiltrarse después de burlar los sistemas de seguridad.
Foto de archivo de un furgón de la Policía Nacional.
Foto de archivo de un furgón de la Policía Nacional.
NurPhoto via Getty Images

Este miércoles, la Policía ha abierto expediente a cuatro agentes y dos oficiales tras el robo cometido hace unas semanas en la sede central de la Policía Nacional en Canillas (Madrid) después de burlar todos los dispositivos de seguridad.

El pasado 15 de junio, un joven de 16 años entró en el edificio sin ser visto. Para acceder tuvo que escalar previamente un muro de tres metros, probablemente con ayuda de otros jóvenes, según fuentes policiales citados por la Agencia Efe.

Estuvo durante varios minutos en el patio exterior y posteriormente ingresó en el edificio donde los agentes guardan su equipo. Allí se hizo con dos pistolas y munición que se encontraban en las taquillas.

El joven fue detenido poco después

Gracias a las cámaras de seguridad fue detenido y las armas recuperadas poco después en el barrio de Vallecas. Antes, exhibió las pistolas e, incluso, llegó a disparar al aire.

Actualmente, el adolescente está ingresado en un centro de menores en régimen semiabierto por decisión judicial.

Los mejores tuits de @policia