Rocío Carrasco: "Para mi desgracia, mi hija es la misma que era el 27 de julio de 2012"

Estas son las declaraciones más destacadas de la entrevista de la hija de Rocío Jurado que pone el punto final a la docuserie.
Rocío Carrasco en la entrevista de su último programa de la docuserie.
MEDIASET
Rocío Carrasco en la entrevista de su último programa de la docuserie.

Dispuesta a poner el punto y final a su docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva ha llegado Rocío Carrasco la noche de este miércoles al plató de Mediaset.

A lo largo de los 13 episodios —12 más el 0— del documental, que se han extendido desde el 21 de marzo hasta el 2 de junio, la hija de La más grande ha ido desgranando su terrible historia, que partió de un intento de suicidio y concluyó con las valientes palabras de una madre separada de sus hijos que a partir de ahora, según la protagonista, no será la misma.

Carrasco ha aterrizado en los estudios de Telecinco directa desde Chipiona, el lugar en el que descansa su madre y donde hacía mucho tiempo que no había vuelto. Allí estuvo grabando, se reencontró con algunos familiares y rindió su particular homenaje a La más grande cuando se cumplen 15 años de su fallecimiento.

El arranque del programa ha estado a la altura de la ocasión. El representante de Suiza en el último festival de Eurovisión, Gjon’s Tears, se ha encargado de poner la banda sonora con la canción con la que representó a su país en el concurso, Tout l’Univers, y que ha sonado desde el episodio 0 como cabecera del especial de Rocío Carrasco.

Mientras que en el plató la esperaban Carlota Corredera, maestra de ceremonias, y los colaboradores Ana Bernal Triviño, Paloma García Pelayo, Montse Suárez, Kiko Hernández y Pilar Rahola, la protagonista llegaba en coche hasta la puerta del estudio. Ha sido Blas Cantó, de nuevo, el encargado de recibir a Carrasco, interpretando la famosísima canción de Rocío Jurado Como una ola.

Igual que ocurrió el 21 de abril, la primera vez que se sentó en un plató después de años alejada de la televisión, ha entrado emocionada por el recibimiento. Pero sí, esta vez sonreía, y se confesaba agradecida y “orgullosa de la gente con la que me ha tocado trabajar”.

La noche se planteó larga, la conversación con Carlota Corredera y el resto de colaboradores prometía ser intensa desde el principio. Aquí algunos de los momentos más destacados de la entrevista.

Irene Montero, Adriana Lastra, Mercedes Milá...

“Estoy esperanzada en que la justicia me acompañe y que vaya conmigo de la mano. Y que este esfuerzo que he hecho y hemos hecho muchos sirva para algo”, ha comenzado segura su intervención. “Me siento escuchada, me siento creída, y para mí eso es el principio de algo importante: una nueva vida, sin miedo”.

Respecto a lo que ha podido suponer su testimonio para sus hijos, lo más comentado y analizado, la protagonista se mostraba más dudosa: “Me hubiese gustado dejarles otro legado. A partir de ahora, que ellos valoren y tomen las decisiones que consideren oportunas. Pero que las tomen sabiendo la verdad”. Al tiempo ha reconocido que quizá se equivocó sobreprotegiendo a sus hijos. “Pero tengo sentimientos encontrados porque nunca me hubiese perdonado haberles hecho daño con la verdad”, ha añadido.

Minutos después, Carrasco no ha podido evitar emocionarse al escuchar a muchas caras conocidas del mundo de la política o del cine, mostrarle su apoyo y su agradecimiento, desde Irene Montero, ministra de Igualdad, hasta Adriana Lastra, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, pasando por Carme Chaparro, Itziar Castro, Melanie Olivares, Mercedes Milá o Lara Dibildos.

Pero, sin duda, el testimonio más conmovedor ha sido el de una antigua compañera de colegio de Rocío Carrasco, Marieta, víctima de malos tratos también.

El reencuentro con Lydia Lozano

Lydia Lozano, María Patiño y Terelu Campos.
UATGTRES
Lydia Lozano, María Patiño y Terelu Campos.

Durante los últimos veinte años, unas de las voces que más cargó contra Rocío Carrasco fue la periodista Lydia Lozano, que ha aceptado la invitación de ser la sexta colaboradora en plató. Antes de ocupar su silla, se ha sentado frente a la protagonista para aclarar algunas cuestiones.

“Yo no sabía que era una mujer manipulable. Me lo creí todo”, ha confesado la colaboradora de Sálvame.

“Yo no entendía que una persona que había estado conmigo, que ha estado en mi casa, que me había visto crecer, que me conocía, por qué esa inquina, por qué ese hacer daño sin preguntar”, ha reconocido sincera la hija de La chipionera, aclarando que hubo un tiempo en el que la periodista fue una persona de confianza de la familia.

“Yo no te creí”, ha reconocido Lozano después de mantener una conversación con Carrasco hace unos años durante una fiesta. “Ahora sí te creo. ¿Pero por qué nunca me quitaste la venda de los ojos?”, le ha preguntado a Rocío Carrasco. “Yo lo intenté, pero tú misma has reconocido que no me creíste”, ha respondido rotunda.

“Se va a presentar la reapertura de la denuncia”

Ha confesado Rocío Carrasco sentirse esperanzada porque la denuncia por violencia de género contra Antonio David Flores se pueda reabrir: “Yo esperanza tengo toda la del mundo. Confío en que aparezca un juez o una jueza o un fiscal y de repente quieran escucharme, que es lo único que ansío, que se me oiga en sala. Yo espero que haya posibilidades y que lo vean suficiente para que se reabran”.

¿Y si no pasa?, le ha planteado Carlota Corredera. “No me gustaría pensar que no va a suceder. No me gustaría pensar que después de toda la catarsis, el sufrimiento y el esfuerzo, y de todo lo que se ha conseguido narrar, eso no llegase a suceder. Si no sucede, tendré que seguir intentándolo, como muchas mujeres”, ha asegurado. Carrasco insiste en sentirse confiada, especialmente a partir de los testimonios que han surgido con la docuserie.

Los Mohedano, en el punto de mira

La reunión de la familia Mohedano en Chipiona el pasado fin de semana para rendir homenaje a Rocío Jurado en el 15º aniversario de su muerto ha hecho correr ríos de tinta. Sólo faltaba una persona allí: Rocío Carrasco. Hay quien lo ha considerado un desprecio por parte de la familia, y hay quien lo ha tachado de acto de arrogancia por parte de la hija.

“Cuando hablan malamente de mi hija, me destruyo y me quiero morir”, decía La más grande en una entrevista. Escuchando esto, la protagonista ha considerado que ha llegado el momento de explicar por qué no se habla con su tía Gloria Mohedano, con su marido, con su tío Amador Mohedano, con Rosa Benito, con su hermana, Gloria Camila, y con Ortega Cano. ¿Es este el anuncio de la continuación de este documental? Sí, es la confirmación de que, efectivamente, habrá segunda temporada: será en otoño y llevará por título En el nombre de Rocío.

“Yo no tengo que reconquistar Chipiona, sólo tengo que volver”, ha proclamado la protagonista desde la playa de la localidad gaditana, cargando así contra toda su familia materna tras regresar del lugar en el que nació su madre y en el que fue tan feliz.

“Lo más horroroso que ha hecho en su vida”

“La única persona responsable de que yo me haya intentado quitar la vida se llama Antonio David Flores”, ha querido dejar bien claro Carrasco para todos aquellos que han buscado los motivos de su intento de suicidio en su delicado estado emocional derivado, además de los problemas familiares, de otras circunstancias personales.

De la misma manera, ha justificado su testimonio de forma tajante ante aquellos que no encuentran justificación al daño que ha podido hacer a sus hijos con su relato. “Para mí era imposible mostrar la realidad de lo que es ‘el ser’ sin contar eso que es su obra maestra y ha hecho lo que ha hecho con su hija. Es lo más horroroso que ha hecho en su vida”.

La periodista Paloma García Pelayo, que siempre ha sido una de sus firmes defensoras ante Antonio David Flores, ha querido saber si tenía pensado algún destino benéfico para el dinero que le ha supuesto este proyecto. “Estoy mirando y estudiando la posibilidad de hacer tres conciertos benéficos con artistas mujeres por y para mujeres. Me encantaría subastar el traje fucsia para beneficio de las víctimas de violencia de género... Me gustaría hacer muchas cosas”.

Sobre su hija, ha insistido en que no pierde la esperanza de que un día pueda producirse un acercamiento, aunque cada vez lo vea más difícil. ¿Qué te trasmite cuando la ves en estas últimas semanas?, le ha preguntado Carlota Correderera. “Me trasmite que es, para mi desgracia, la misma persona que era el 27 de julio de 2012. Muy a mi pesar”, ha respondido.

“Creo que el acercamiento es difícil que ocurra porque para eso ella tendría que estar aséptica”, ha confesado. “Pero no puedo resignarme a que eso sea así porque dejaría de creer en el ser humano”.

″¿Estás preparada para que tu hija te niegue?”, ha sido una de las últimas preguntas que le han formulado. “Para eso no se está preparado nunca”.

″¿Y estás preparada para acercarte a tu hijo?”. “Sí, claro. Pero sé que esa llamada no se haría desde la pulcritud, tendría un trasfondo”, ha afirmado para cerrar definitivamente el programa.

La vida de Rocío Carrasco