POLÍTICA
06/03/2020 10:36 CET

Rosell: "La mitad de los que dicen que la ley de libertad sexual es chapucera, en 15 años dirán que fue un hito"

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género critica que el ruido impida celebrar "lo suficiente" la ley impulsada por Igualdad.

RTVE
La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell

“Ojalá yo estuviera ostentando un cargo abocado a desaparecer”. A dos días del 8-M, Día Internacional de la Mujer, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha abordado este viernes -en Los Desayunos de TVE- la polémica generada en torno a la Ley Órgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, impulsada por el Ministerio de Igualdad liderado por Irene Montero, y aprobada el martes por el Consejo de Ministros.

Rosell ha criticado que no se esté “celebrando lo suficiente una ley que nos pone a la vanguardia mundial de los derechos humanos”, y en cambio sí que se está “hablando más de otras cosas, que invisibilizan la labor del Gobierno”.

“Antes del 8-M siempre se crean polémicas con temas feministas”, ha afirmado Rosell, quien ha rememorado que a Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, impulsada en 2004 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, “también se la criticaba por falta de técnica”.  

Sin embargo, Rosell ha quitado hierro a las críticas recibidas por la norma impulsada por el Ministerio de Igualdad asegurando que “la mitad de los juristas que dicen que es una ley chapucera, en 15 años dirán que en 2020 hubo un hito con esta ley”. 

En referencia a los dardos envenenados entre los dos socios del Gobierno de coalición a cuenta de la Ley de libertad sexual, con el líder de Podemos afirmando que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, esconde “machismo frustrado” con sus “excusas técnicas”, y con el propio Campo respondiendo que “a veces los políticos hablamos demasiado”, Rosell se ha limitado a afirmar que está segura de que “Campo no es machista e Iglesias es un hombre feminista”.

Tras estas tensiones, PSOE y Podemos han convocado para el próximo jueves una reunión de la mesa de coordinación del acuerdo de gobierno, que entre sus funciones tiene unificar criterios y resolver discrepancias.

“Hay misóginos interesados en ridiculizar la ley y a las portavoces”, quien en este punto ha garantizado que las críticas a la norma impulsada por Montero “son más del entorno que del propio Gobierno”: “Hay mucho ruido tratando de invisibilizar los avances de las mujeres”, ha resaltado Rosell, quien ha mostrado su convencimiento de que el Gobierno de coalición “es feminista y las prioridades de todo el Ejecutivo era sacarlo el 8 de marzo”.

“Lo importante es que ahora las mujeres están más protegidas”, ha destacado Rosell, quien ha matizado que la ley de 2004 de Zapatero “abrió una puerta de defensa a la mujer que era la denuncia policial”, pero que la norma actual abarca otras como “la prevención, la protección o el acompañamiento”: “Hay muchas grandes heridas que no son solo las muertes”, ha matizado.  

 “Referente internacional”

En la misma línea que Rosell se ha manifestado también la propia ministra de Igualdad, Irene Montero, quien ha afirmado este viernes -en una entrevista en RNE- que dentro del Gobierno hay “debates”, pero no discrepancias, y que lo importante es que tras ellos el Ejecutivo apruebe iniciativas como la ley de libertades sexuales, que es “pionera” y situará a España “como referente internacional de implementación de políticas públicas que protejan a las mujeres”.

NUEVOS TIEMPOS