POLÍTICA
14/11/2019 13:46 CET | Actualizado 14/11/2019 15:44 CET

ERC mantiene su 'no' a Sánchez pero seguirá reuniéndose con el PSOE

Lastra y Rufián han mantenido un primer contacto en el Congreso.

EFE
Rufián

ERC sigue manteniendo su ‘no’ a la investidura de Pedro Sánchez, pero seguirá manteniendo conctactos con el PSOE, según un comunicado de este partido emitido tras la reunión entre Adriana Lastra (PSOE) y Gabriel Rufián.

Los dos portavoces parlamentarios han mantenido una primera reunión en el Congreso de los Diputados que ha durado cerca de una hora. Rufián no ha querido hacer declaraciones y se ha informado a través de una nota: “La posición del Grupo Republicano sigue siendo un ‘no’ a una eventual investidura de Pedro Sánchez”.

Dice que durante la conversación “no ha habido indicio alguno de que el PSOE vaya a abandonar la vía represiva para afrontar el conflicto político existente entre Cataluña y el Estado”. “Sin esta garantías”, añade ERC, no podrá haber en ningún caso un replanteamiento de la postura.

Sin embargo, aclaran los republicanos, ambas partes “han coincidido en la necesidad de seguir manteniendo contactos”. ERC espera que este primer contacto sea la “antesala” de otras reuniones “que deberán acabar sucediendo”.

Piden una mesa de negociación

ERC mantiene que su posición es la de una mesa de negociación sobre el conflicto catalán y “avanzar en materias sociales urgentes” bloqueadas en el Congreso y en el Parlament.

El partido independentista destaca que el encuentro se ha desarrollado en un clima de “absoluta cordialidad”.

Poco después de conocerse la postura de ERC, el presidente del Gobierno en funciones se ha manifestado sobre su ‘no’ y ha sentenciado que “sólo PSOE y Unidas Podemos” aspiran a superar la crisis en Cataluña “mediante el diálogo”.

Solo PSOE y Unidas Podemos aspiramos a superar la crisis en Cataluña "mediante el diálogo"

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa junto al presidente electo del Consejo Europeo, Charles Michel, Sánchez ha apelado a la “responsabilidad” y a la “generosidad” de todas las fuerzas políticas para que no bloqueen el preacuerdo de gobierno “ilusionante” con Unidas Podemos que, confía, pueda echar a andar durante el mes de diciembre.

En esta comparecencia, Sánchez no ha hablado como hace siempre de la “crisis de convivencia” en Cataluña y en esta ocasión la ha definido como una “crisis política” o una “crisis territorial”.

Y sobre la forma en la que el futuro Gobierno planteará esta cuestión, Sánchez ha señalado que en su discurso de investidura lo explicará y antes tendrá que acordarlo con su socio en el Ejecutivo.

Es decir, consensuará con Unidas Podemos muchas de sus propuestas en ese discurso, entre las que ha citado las relativas a la cohesión territorial y la crisis catalana. Ha insistido en cualquier caso en lanzar un mensaje a Esquerra al recalcar que quienes se oponen a un Gobierno progresista como el que quieren formar PSOE y Unidas Podemos, que además es el único dispuesto al diálogo, tendrán que explicar qué otra solución proponen.

lo que no ha respondido Sánchez ha sido a la pregunta explícita de si está dispuesto a una mesa de partidos fuera del Parlament para una negociación política sobre Cataluña, como reclaman los independentistas.

Para lograr la investidura, Sánchez necesita la abstención de ERC o el apoyo de Cs, son las dos únicas vías posibles al tener asegurados los votos en contra de PP y Vox.

En el pasado mes de julio, Rufián fue precisamente una de las voces que pidió con más fuerza que se llegara a un acuerdo entre el PSOE y UP para formar Gobierno. Ahora ERC ha endurecido su discurso tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés y ante el clima de un posible adelanto electoral en Cataluña.

Photo gallery Sánchez e Iglesias firman un acuerdo para un Gobierno progresista See Gallery