Rusia acusa a Ucrania de preparar una provocación en la central nuclear de Zaporiyia

Zelenski reitera que Moscú debe retirarse de las instalaciones para garantizar el retorno a la seguridad nuclear.
Un militar ruso se mantiene a las puertas de la central nuclear de Zaporiyia
Un militar ruso se mantiene a las puertas de la central nuclear de Zaporiyia
ALEXANDER ERMOCHENKO via REUTERS

Rusia ha aprovechado la visita a Ucrania del secretario general de la ONU, António Guterres, para denunciar que las autoridades ucranianas preparan “una provocación resonante” en la central nuclear de Zaporiyia, actualmente bajo ocupación militar rusa.

“El 19 de agosto el régimen de Kiev planea una provocación resonante en la central nuclear de Zaporiyia durante a la visita Ucrania del secretario general de la ONU, António Guterres”, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Ígor Konashénkov.

Añadió que el objetivo de Ucrania es “acusar a la Federación de Rusia de causar una catástrofe en esa central eléctrica”.

El ataque se produciría el 19 de agosto, según autoridades rusas

“Unidades de la 44ª brigada de artillería de las Fuerzas Armadas de Ucrania planean asestar ataques el 19 de agosto contra el territorio de la central nuclear desde posiciones en la ciudad de Níkopol. La culpa será achacada a las Fuerzas Armadas de Rusia”, recalcó el militar.

Agregó que el mando de agrupación táctico-operativa ucraniana “Dniéper” ha desplegado en la región de Zaporiyia puestos de control de radiactividad y realiza de simulacros de acciones en condiciones de contaminación radiactiva.

El portavoz de Defensa rechazó las acusaciones de Kiev de que el Ejército ruso utiliza el territorio de la central de Zaporiyia, que controla desde marzo pasado, para almacenar armamento y pertrechos.

“No hay armamento pesado en el territorio de la central, tampoco hay tropas rusas en las zonas colindantes. Allí solo hay solo unidades de guardia”, recalcó.

La respuesta de Zelenski

Por su parte, el presidente de Ucrania ha reiterado que Rusia “debe” abandonar el control de Zaporiyia con el fin de garantizar una vuelta a la seguridad nuclear.

“El Ejército ruso debe retirarse del territorio de la planta de energía nuclear y de todas las áreas vecinas. Esto debería suceder sin ninguna condición y tan pronto como sea posible”, ha afirmado Zelenski en el discurso diario que graba para dirigirse a los ucranianos.

En esta línea, el mandatario ucraniano ha asegurado que “la capacidad de control de la situación en Zaporiyia para el estado ucraniano, para la comunidad internacional y para el OIEA pueden garantizar un retorno gradual a la seguridad nuclear normal”.

Mientras, el secretario general de la ONU, António Guterres, visita Ucrania

Zelenski ha realizado estas declaraciones tras la llegada del secretario general de la ONU a Leópolis, y horas antes de que se reúnan ambos junto al presidente de Turquía, Tayyip Erdogan.

El encuentro a tres bandas llegó tras una “invitación” del propio Zelenski, según fuentes de la oficina de Guterres.

Ankara espera tratar fórmulas con las que poner fin al conflicto y hablar del mecanismo establecido para exportar grano desde territorio ucraniano, según la agencia de noticias turca Anatolia.

Discapacidad, enfermos crónicos y mayores en la guerra de Ucrania