Rusia avisa que el telón de acero "ya está bajando"

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, ha acusado a la Alianza de violar el Acta de 1997.
Serguei Lavrov.
Serguei Lavrov.
FABRICE COFFRINI via Getty Images

Concluye la Cumbre de la OTAN y Rusia continua compartiendo sus conclusiones. A través del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, Moscú ha acusado a la Alianza de violar el Acta de 1997 que rige sus relaciones con Rusia, que prohíbe expresamente el despliegue de armamento de manera permanente en territorio de los nuevos miembros de la Alianza Atlántica.

“El Acta Fundacional sigue existiendo. Nosotros no hemos iniciado la ruptura de este acuerdo”, ha subrayado Lavrov sobre los planes aliados de reforzar sus contingentes en el flanco oriental de la OTAN.

Además, reconoció que desde que, debido a la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea (2014), la Unión Europea suspendiera todos los mecanismos de diálogo con Moscú, las relaciones con Bruselas “no existen”.

“En lo que se refiere al Telón de Acero, estoy de acuerdo con Vladímir (Makéi, el ministro de Exteriores bielorruso). Ya está bajando”, señaló.

La crítica a la OTAN

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, condenó hoy a una OTAN anclada “en la Guerra Fría” y aseguró que “nada ha cambiado” en lo que respecta a los planes militares rusos en Ucrania después de que el jefe aliado, Jens Stoltenberg, le instara a “poner fin inmediatamente” a la guerra.

“La OTAN es un rudimento de una época ya pasada, de la Guerra Fría. Al respecto, siempre nos decían que había cambiado, que ahora es más una unión política, pero todos buscaban motivos y posibilidades para impulsarla como organización militar”, aseguró Putin a la prensa rusa durante su visita a Turkmenistán.

“Que desde 2014 se estaban preparando para algunas acciones contra nosotros no es una novedad. Precisamente eso explica nuestra firme actuación en defensa de nuestros propios intereses”

- Vladimir Putin

Putin, que respondió así al aluvión de críticas que recibió en la cumbre aliada en Madrid, proclamó que el mundo unipolar que promueve Occidente es un anacronismo y un peligro para el sistema internacional, por lo que el Kremlin apuesta por cooperar con la ONU, el G20 y el grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Eso sí, se mostró dispuesto a dialogar con Occidente sobre control de armamento y no proliferación de armas de destrucción masiva, o la estabilidad de los mercados energéticos y de alimentos.

En Ucrania todo sigue igual

En cuanto al llamamiento aliado a que Putin ordene la retirada de las tropas rusas del territorio de Ucrania, “una nación democrática y soberana”, el líder ruso respondió que “nada ha cambiado”.

“No tengo nada que añadir. El objetivo final ha sido anunciado, la liberación del Donbás, la defensa de esa gente y la creación de las condiciones que garanticen la seguridad de la propia Rusia. Eso es todo”, explicó.

En cuanto a los plazos, Putin consideró “incorrecto” hablar de ello y recordó que todo depende de “la intensidad” de los combates, cuando el Kremlin piensa “antes que nada” en reducir las bajas en las filas del Ejército ruso.

Jens Stoltenberg, Joe Biden y Pedro Sánchez.

Los líderes de la OTAN llegan a la Cumbre de Madrid