Rusia ha retirado tropas de Severodonetsk pero ataca sus alrededores, según Kiev

Los bombardeos rusos siguen concentrados en Lugansk, con morteros y lanzacohetes.

El jefe de la administración militar de la región ucraniana de Lugansk, en el este del país, aseguró este miércoles que los rusos han retirado algunas tropas de Severodonetsk “porque son significativamente más débiles que las ucranianas”.

Las afirmaciones de Serhiy Haidai, publicadas en su cuenta de Twitter, contradicen la versión ofrecida por las autoridades rusas, que ayer aseguraron que estaban a punto de controlar esta estratégica población que les podría dar acceso al resto de la región, fronteriza con Rusia.

“Están cayendo como moscas. Los rucistas (como denominan a las tropas rusas) han retirado a los buriatos (minoría étnica rusa) restantes de Severodonetsk porque no pueden resistir los enfrentamientos con los defensores ucranianos”, insistió Haidai. No obstante, “la lucha feroz continúa en Severodonetsk. Los buriatos se han retirado porque son significativamente más débiles que nuestros defensores”, aseguró.

Según Haidai, las fuerzas de ocupación rusas están disparando intensamente contra Lisichansk, una población cercana, con armas de alto calibre, que pueden incluso penetrar el hormigón.

Por ello, los residentes de esta población, que sufre el asedio ruso desde hace varios días, “están en peligro extremo, incluso en los refugios”, agregó el responsable militar.

Haidai dijo que también continúan los combates en los pueblos y aldeas de los alrededores, en poblaciones como Hirske y Popasna y que el nivel del río Siverskyi Donets ha disminuido debido al clima cálido, lo que significa que las fuerzas rusas podrían intentar cruzarlo de nuevo.

Las pérdidas de Rusia en Lugansk superan con creces a las de Ucrania, según el responsable militar, una afirmación que no puede ser contrastada por fuentes independientes.

Dura ofensiva en Lugansk

Las tropas rusas han usado fuego de morteros, artillería y múltiples lanzacohetes contra las posiciones ucranianas en Lugansk y han destruido infraestructuras civiles tanto en Sevierodonetsk, como en las cercanas poblaciones de Lisichansk, Toshkivka, Ustynivka, Borivske y Metiolkino.

Aviones del ejército enemigo lanzaron un ataque cerca de Bila Hora, también en esa zona, según el último informe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania publicado este miércoles en su página de Facebook. No obstante, el parte resalta que “los soldados ucranianos repelen con éxito los intentos enemigos de asaltar Severodonetsk y Toshkivka, donde la lucha continúa”, como insistía Haidai.

En el norte, en la frontera bielorrusa, “hasta siete batallones de las fuerzas armadas de la República de Bielorrusia se concentran en la conformación de posiciones de reconocimiento y equipamiento. Persiste la amenaza de ataques aéreos y con misiles desde el territorio de Bielorrusia”, dice el documento.

La región de Sumy, en el noreste, ha sufrido ataques contra su infraestructura civil en las áreas de Sopych, Baranivka, Ulanove y Bachivsk.

Y en la vecina Jarkov, cuya capital es la segunda ciudad de Ucrania, “las unidades enemigas, con el apoyo de helicópteros del ejército, intentaron impedir un mayor avance de las tropas ucranianas hacia la frontera estatal”.

No obstante los rusos concentraron sus ataques, como en otras zonas, en destruir infraestructuras civiles en el área de Peremoha, Ruska Lozova, Stara Hnylytsia, Bayrak, Verkhniy Saltiv y Zamulivka. Los invasores lanzaron un ataque aéreo cerca de Mospanove.

En dirección a Slovyansk, en la región de Donetsk, otro de los objetivos principales de los rusos en el este del país, los principales esfuerzos del enemigo se centran en continuar la ofensiva iniciada hace días.

“Los invasores dispararon artillería en el área de Shevelivka, Virnopillia, Hrushuvakha y Nova Pavlivka, lanzaron un ataque aéreo cerca de Husarivka. Los asaltos en el área de Bohorodychne y Dolyna fueron repelidos con éxito por los soldados ucranianos. El enemigo avanza en dirección a Krasnopillia, la lucha continúa”, señala el parte castrense.

Además “el agresor ruso continúa bloqueando la navegación civil en la parte noroeste del Mar Negro. Tres portamisiles del tipo “Kalibr” se encuentran en alerta” en esta zona.

Zelenski ya no sabe cómo pedir más armas

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, insistió anoche en pedir a sus socios occidentales sistemas antimisiles modernos para contrarrestar los ataques rusos con cohetes soviéticos “que son aún más peligrosos” porque al ser menos precisos amenazan bienes civiles y residenciales.

“Seguimos diciendo a nuestros socios que Ucrania necesita armas antimisiles modernas. Nuestro país aún no lo tiene en un nivel suficiente, pero es nuestro país en Europa el que más necesita esas armas en este momento”, dijo Zelenski en su habitual discurso nocturno divulgado por la web presidencial.

“Seguimos diciendo a nuestros socios que Ucrania necesita armas antimisiles modernas. Nuestro país aún no lo tiene en un nivel suficiente, pero es nuestro país en Europa el que más necesita esas armas en este momento”

Añadió que algunos de los misiles disparados por los ocupantes rusos fueron derribados, “pero logramos derribar solo una parte de ellos. Desafortunadamente, hay víctimas, hay destrucción. Hoy, las regiones de Lviv y Ternopil fueron atacadas”.

Zelenski afirmó que aunque Moscù tiene cada vez menos misiles modernos “la necesidad de Ucrania de tales sistemas permanece, porque Rusia todavía tiene suficientes tipos de misiles soviéticos, que son aún más peligrosos. Son muchas veces menos precisos y, por lo tanto, amenazan mucho más los bienes civiles y los edificios residenciales”.

El presidente ucraniano admitió “pérdidas dolorosas en la región de Jarkov, donde el ejército ruso está tratando de fortalecer su posición. Las batallas por esta dirección continúan, y todavía tenemos que luchar duro por la seguridad total de Jarkov y la región”. El objetivo clave, afirmó, es la “liberación de Jerson, y avanzaremos hacia esto paso a paso”.

Un ataque con misiles rusos en la región de Donetsk dañó 29 casas y destruyó por completo tres, matando a una persona, informó este martes, por su parte, Pavlo Kyrylenko, jefe de la administración militar regional de Donetsk, según la agencia local Ukrinform.

La invasión rusa en Ucrania, vista por el Premio Pulitzer Emilio Morenatti