Rusia prueba con éxito su nuevo misil intercontinental 'Sarmat' capaz de alcanzar objetivos en Europa y EEUU

Capaz de recorrer entre 17.000 y 18.000 kilómetros.

Las Fuerzas Armadas de Rusia han probado con éxito este miércoles el misil balístico intercontinental ‘Sarmat’, llamado a ser una pieza clave del arsenal armamentístico de Moscú y con capacidad para alcanzar objetivos en toda Europa y alcanzar incluso el territorio de EEUU.

El Ministerio de Defensa ha informado que el ‘Sarmat’ se ha lanzado a las 15:12 (hora local) desde un cosmódromo en la región de Arcángel, en la zona noroeste de Rusia. El proyectil completó con éxito todas sus fases, según la versión oficial, recogida por la agencia de noticias Interfax.

Una vez completada la fase de ensayos, el ‘Sarmat’ pasará a formar parte de las Fuerzas de Misiles Estratégicos y, de hecho, ya se estaría entrenando en Krasnoyarsk al primer regimiento responsable de su potencial uso. Su radio de alcance se estima entre 17.000 y 18.000 kilómetros.

El presidente ruso, Vladimir Putin, confía en que este nuevo misil haga pensar a quienes están intentando “amenazar” a Rusia y ha advertido de que el ‘Sarmat’ puede sortear todos los sistemas de defensa actuales. En este sentido, ha asegurado que no habrá una tecnología similar en mucho tiempo.

Este refuerzo armamentístico entronca con la reivindicación rusa de su arsenal en plena ofensiva militar en Ucrania. Putin llegó a poner en alerta a las fuerzas nucleares en los días posteriores a la invasión, si bien por ahora su Gobierno sostiene que nunca cruzará esta línea roja.

Todo ello, en medio de la ofensiva en el Donbás y la “nueva” etapa de la guerra. Este miércoles, los ataques se han intensificado en diferentes frentes de Donestk y Lugansk y las tropas rusas han dado un nuevo ultimátum a los que resisten y defienden Mariupol.

Zelenski pide el embargo total energético

El sexto paquete de sanciones por parte de la UE contra Rusia está en debate con el embargo al petróleo y el gas ruso en el aire. Por el momento no hay un acuerdo entre los miembros y por su parte, Zelenski, aumenta la presión para que sea lo más “potente” posible.

Por su lado, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha reiterado desde Kieve que su opinión es que un embargo al petróleo y al gas se tendrá que afrontar a nivel europeo “antes o después” y ha insistido en redoblar la presión contra el Kremlin por la agresión militar.

“Hemos decidido muchas medidas pero no es suficiente y por eso seguimos trabajando para aumentar la presión”, ha indicado el ex primer ministro belga, quien ha recalcado que los Veintisiete deben asegurarse de que las sanciones castigan a Rusia y no a los propios Estados miembros.

“Pedimos un embargo total a la energía rusa, incluidas las importaciones de petróleo y gas”

- Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania

Por su parte, Alemania ya ha anunciado que cortará con el petróleo ruso gradualmente para dejar de importar a finales de año. Además, busca hacer lo mismo con el gas ruso y así eliminar su dependencia energética. Pero este paso lo busca dar junto con la Unión Europea porque “juntos, es nuestra fuerza”.

...Y rechaza la propuesta de Rusia

El Kremlin envió un nuevo borrador a las autoridades ucranianas para retomar las negociaciones de paz. Sin embargo, la postura de Ucrania es clara y apuesta por el diálogo pero no se mueve en su defensa de la integridad territorial. Así que no reconocerá la independencia de Crimea y del Donbás.

“Yo estoy listo para el diálogo, durante los últimos tres años lo he estado, y lo sigo estando, y también al fin de la guerra con Rusia [...] Quiero decirlo de nuevo: ellos no están listos para un acuerdo de paz”, ha comentado Zelenski, que continúa sin creer los movimientos diplomáticos desde Moscú.