El imprescindible gesto que debes hacer antes de encender el coche durante la ola de frío

Te ahorrarás un disgusto.

Poner el marcha el coche en invierno, y especialmente en plena ola de frío, supone tener que llevar a cabo unos cuidados extra. Los vehículos que duermen en la calle acumulan hielo en el parabrisas y es necesario eliminarlo.

Hay trucos para hacerlo y todos pasan por encender previamente el motor, enchufar la calefacción y dirigir el flujo de aire hacia el parabrisas. Pero previamente es necesario llevar a cabo una comprobación.

“Los gatos de colonias felinas se refugian en los coches, antes de arrancarlo, da un golpecito en el capó para que salgan”, explica en Twitter la Dirección General de Derechos de los Animales, dependiente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

No hay que abrir el capó, simplemente basta con dar un par de golpes a la carrocería antes de arrancar. Sirve para alertar al gato y que salga corriendo.

El consejo es fundamental a primera hora de la mañana, al fin y al cabo las temperaturas se desploman por la noche, pero cuando hay una ola de frío polar se recomienda hacerlo siempre que se vaya a poner en marcha el vehículo,

Huevos
Getty Images
Este departamento explica que tampoco es una buena idea dejar los huevos dentro del coche. Cuando la clara se congela, puede expandirse y puede romper la cáscara. Una vez roto, no es seguro comer ese huevo. Pero incluso si no se ha roto, probablemente no sea sabroso. Se puede hervir, cualquier otro método de cocción daría como resultado una yema espesa y almibarada que no se mezclará con el resto del huevo.
Medicamentos
Getty Images
Si en tu lista de recados del día se incluye una parada en la farmacia, asegúrate de luego llevar los medicamentos a casa. Muchos deben conservarse entre 20 y 25 grados para que funcionen correctamente. Dejar que se enfríen demasiado, no sólo podría hacerlos ineficaces sino también puede volverlos dañinos.
Bebidas de lata
Getty Images
No dejes la compra en el coche, las bebidas carbonatadas enlatadas se enfríen demasiado si se almacenan en el interior de un coche en pleno invierno. A medida que se congelan, el dióxido de carbono de su interior puede acumular presión y hacer que las latas exploten. El coche se acaba ensuciando seguro y, si hay alguien en su interior, puede haber incluso daños físicos.
Alimentos enlatados
Getty Images
Tampoco es buena idea dejar latas de alimentos dentro del coche. Igual que pasa con los líquidos, los alimentos dentro de una lata pueden aumentar de tamaño cuando se congelan. Esto puede hacer que la lata se hinche y se agriete, lo que haría que entrasen bacterias en su interior. La comida no tiene por qué echarse a perder. Si la lata está congelada, se puede guardar dentro de la nevera y que se descongele poco a poco antes de abrirla, explican desde el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA). Si su olor o apariencia no son buenas, es mejor tirarlas y no arriesgarse.
Instrumentos musicales
Getty Images/Tetra images RF
Vas a tener que pensártelo dos veces antes de dejar la guitarra o el violín dentro del coche (para guardarla en casa entre clase y clase). Las temperaturas frías pueden hacer que los instrumentos musicales se contraigan, provocando varios problemas. En el mejor de los casos podrían desafinarse con más frecuencia, pero los instrumentos hechos de madera también son susceptibles de contraerse y agrietarse. Repararlos es muy caro. En algunos casos el agrietamiento puede ser demasiado severo y ya no tener solución.
Móviles o tablet
Getty Images/EyeEm
Las bajas temperaturas también afectan a los móviles. Fuera del rango de temperatura recomendada, de 0º a 35ºC, la batería del móvil o tablet se ven afectadas y pueden acortar temporalmente su vida útil e incluso apagarse.
Poca combustible en el depósito
Getty Images
El diesel tiene un punto de congelación más alto que la gasolina, así que hay que asegurarse de usar aditivos anticongelantes si el coche se aparca a temperaturas bajo cero. También hay que evitar conducir demasiado lejos con el depósito al mínimo si hace mucho frío, el aumento de la viscosidad del combustible pueden engañar al indicador de gasolina para que muestre un nivel más elevado del que realmente hay allí.
Colapso de carreteras por la nevada del temporal 'Filomena'