Salvini va a hacerse la foto a la frontera ucraniana y el recibimiento que le hacen es para verlo

El líder de ultraderecha italiano 'olvidó' que hace no mucho veneraba públicamente al ruso Vladimir Putin.
Matteo Salvini charla con un arzobispo ortodoxo en Milán, el 4 de marzo.
Matteo Salvini charla con un arzobispo ortodoxo en Milán, el 4 de marzo.
Valeria Ferraro/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

El líder de la formación ultraderechista italiana Liga Norte, Matteo Salvini, se ha desplazado este martes a la localidad polaca de Przemysl, en la frontera con Ucrania.

Salvini iba, supuestamente, a ‘solidarizarse’ con el pueblo ucraniano por la invasión rusa, pero el propio alcalde de Przemysl, Wojciech Bakun, ha tenido que recordarle su hipocresía para atreverse a presentarse allí después de haber mostrado su apoyo explícito a Vladimir Putin.

En las imágenes publicadas por los reporteros que cubrían el ‘encuentro’ puede verse cómo Bakun saca ante Salvini la camiseta con la cara de Putin que el italiano lució hace unos años en sus redes durante un viaje a Moscú para mostrar sus lazos con el Kremlin.

Ante la mirada atónita de Salvini, Bakun presenta a los reporteros la famosa camiseta, mientras el italiano trata de cortarle, sin conseguirlo. “No tenemos ningún respeto hacia ti”, le dice finalmente Bakun a Salvini en inglés.

Salvini entonces se retira, sin saber qué decir, mientras entre los periodistas italianos se escuchan increpaciones hacia el político de ultraderecha: “¡Payaso, bufón, qué vergüenza!”, le gritan en italiano.

Estas son las imágenes del bochornoso momento:

Como dicen en redes, Salvini fue a por lana y salió trasquilado. Definición gráfica.

El drama de Ucrania, en 30 imágenes

Ir a la página principal