POLÍTICA
04/10/2019 21:26 CEST | Actualizado 04/10/2019 21:33 CEST

Sánchez: "A izquierda y derecha solo hay sopas de letras"

El presidente del Gobierno en funciones ha señalado que "se acabaron los lamentos por lo que pudo ser y no fue".

EFE
Sánchez, este viernes en Oviedo

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha asegurado este viernes en Oviedo que, de cara a las elecciones del 10 de noviembre, a la izquierda y a la derecha de su partido sólo hay “sopas de letras”.

Sánchez ha definido como “siglas y más siglas” el espectro político al margen de un PSOE que es el único que puede formar el Gobierno que España necesita con una hoja de ruta basada en la justicia social, la limpieza y la convivencia.

En un acto de precampaña, celebrado en el polideportivo Corredoria Arena de Oviedo ante 1.800 personas y junto a la número dos del partido, Adriana Lastra, y por el presidente asturiano, Adrián Barbón, Sánchez ha asegurado que la derecha “nunca legitimó” el resultado de las generales de abril ni de las autonómicas y municipales de mayo pese a la amplia victoria del PSOE.

De cara al 10 de noviembre, ha advertido, “se acabaron los lamentos por lo que pudo ser y no fue” y los reproches “por lo que ocurrió o no ocurrió” tras el 28 de abril y ha subrayado que su partido “no mira hacia atrás, sino hacia adelante” al estar convencido de que tiene “la confianza de la mayoría de los ciudadanos”.

“La pregunta es si queremos un Gobierno que ponga en marcha la justicia social y la convivencia o si queremos más bloqueo que nos haga perder las oportunidades que tenemos por delante”, ha apuntado.

A su juicio, ante los desafíos que afronta España como el desafío independentista, el enfriamiento de la economía o las consecuencias de un brexit abrupto es necesario un Gobierno que dé estabilidad para cuatro años y que complete “el giro social” iniciado en 2018.

Se acabaron los lamentos por lo que pudo ser y no fue

Así, de cara al 10-N, y a medida que aumenta el número de partidos que se presentan a las urnas pese a la “denostada” ley electoral, se hace aún más evidente, según Sánchez, que solo su partido puede dar respuesta a los problemas de España y que es necesario unir el voto progresista “para que haya definitivamente un Gobierno”.

El secretario general del PSOE ha reprochado además al independentismo que hable de España como de un país intolerante pese a ser vanguardia en la lucha contra la violencia machista y a favor de la igualdad y de los derechos del colectivo LGTBI.

“Eso es España”, ha advertido a quienes van “dando lecciones de derechos humanos, democracia y libertades y no condenan de manera rotunda cualquier indicio de violencia que pueda haber entre sus filas” y ha reprochado además que llamen dictadura a un país cuyo Tribunal Supremo ha avalado “acabar con el mausoleo del dictador”.

“La dignidad, la memoria, la justicia y la reparación no debilitan sino que engrandecen a la ya grande democracia española”, ha subrayado el presidente en funciones tras lamentar que, como advirtió en la pasada campaña, la presencia de la ultraderecha haya “contaminado” el discurso del resto de partidos conservadores.

La dignidad, la memoria, la justicia y la reparación no debilitan sino que engrandecen a la ya grande democracia española

De cara a un posible enfriamiento de la economía, Sánchez ha garantizado que lo afrontará “sin alarmismos, catastrofismos, ni complacencia” y con una respuesta progresista distinta a la que dio el PP a la pasada crisis basada en recortar el estado del bienestar, subir impuestos “y de paso llevarse algo de dinero a Suiza”.

Para ello, ha afirmado, los socialistas cuentan con un equipo económico “riguroso y comprometido con lo social” encabezado por la titular de Economía en funciones, Nadia Calviño, cuyo “enorme prestigio internacional” ha contrapuesto con la falta “de equipo y de ideas” del resto de formaciones políticas.

Photo gallery Pedro Sánchez es guapo y lo sabe See Gallery