POLÍTICA
18/03/2020 09:12 CET | Actualizado 18/03/2020 11:49 CET

Sánchez avisa de que lo más duro está por llegar y pide apoyo para unos presupuestos de "reconstrucción social y económica"

Explica el decreto del estado de alarma ante una Cámara casi vacía: "Llamo a la unidad política"

Youtube
Sánchez

Un pleno histórico. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece ante un Congreso de los Diputados casi vacío para explicar el estado de alarma por la crisis del coronavirus: “nos está golpeando a todos”, “una enfermedad silenciosa y cruel”, “un reto sin precedentes”, “una pandemia desconocida”, “un desafío extraordinario”, “no hemos vivido nunca nada igual”, “librando una guerra”. Y un aviso: “Lo más duro está por llegar”.

“Un virus que está poniendo a prueba los pilares básicos”, ha arrancado el jefe del Ejecutivo ante la Cámara Baja, teniendo primero un recuerdo para las personas fallecidas, la mayoría en soledad. Y con una petición directa a todos los grupos: “unidad política” y el apoyo a unos presupuestos de “reconstrucción social y económica”. “Tiempo habrá de hacer oposición”, ha lanzado Sánchez, quien ha prometido reforzar la sanidad pública una vez acabe esta pandemia.

“Nuestro enemigo es claro”, ha apostillado: “Un virus terrible”. “La pandemia ha desbordado las previsiones de todos”, incluidas las de la OMS, ha agregado el presiente del Gobierno, que ha insistido en que  hay que seguir los criterios de los científicos.

Sólo han ido al Congreso el presidente, cinco miembros del Gobierno (Carmen Calvo, José Luis Ábalos, Fernando Grande-Marlaska, Salvador Illa y Margarita Robles), cinco miembros de la Mesa del Congreso, 23 diputados, el secretario general de la Cámara Baja, dos letrados, dos fotógrafos y un ujier.

 

Llamo a la unidad política

 

El presidente del Gobierno ha hecho una petición directa a todos los grupos: apoyar unos presupuestos de “reconstrucción social y económica”. Y es que, ha recordado, 2020 tendrá como mucho “nueve o diez meses”. El Gobierno estaba ahora diseñando los de 2020 -sieguen prorrogados los de Cristóbal Montero (PP)-, pensando en hacer después otros para 2021. La crisis del coronavirus ha hecho cambiar los planes y plantear una cuentas públicas con el aval de todos los partidos.

Quiere presentar unos presupuestos “extrasociales cuando se haya superado el coronavirus y ha argumentado que se “blindará la protección de los ciudadanos” y el Estado del Bienestar.

Asimismo, Sánchez se ha justificado ante la Cámara: “Se declaró el estado de alarma cuando se tuvo la certeza de que era imprescindible”. En este sentido, ha reconocido que el ser humano “sucumbe” a lo que se llama como “sesgo de retrospectiva”: cuando alguien conoce el desenlace de una situación tiende a pensar que las cosas se podían haber hecho de otra manera.

Se declaró el estado de alarma cuando se tuvo la certeza de que era imprescindible

Ha proseguido el jefe del Ejecutivo explicando que no se va a dejar a nadie atrás y por eso se ha aprobado el decreto con medidas económicas, que incluye una movilización sin precedentes: 200.000 millones de euros (117.000 directamente del erario público).

El jefe del Ejecutivo ha defendido que se están tomando “medidas duras y proporcionadas” ante la “extrema gravedad que nos encontramos”. Ha recordado que se ha tomado el control de las fronteras terrestres, pero que no se descarta hacerlo con las marítimas y aéreas.

“Lo más duro está por llegar”

El presidente ha advertido que lo más duro está “todavía por llegar”, cuando el sistema sanitario “reciba el impacto de mayor número de personas contagiadas”.“Hasta que la vacuna llegue, nosotros somos la vacuna”, ha recalcado, por lo que ha solicitado “esfuerzo y unión”.

El objetivo es doblegar la curva, ha apostillado el dirigente socialista:“Cada uno de nosotros somos el cortafuegos que puede frenar este incendio y ponerle fin lo antes posible”, ha recordado.

Un mensaje de tranquilidad ha querido asimismo trasladar Sánchez sobre el abastecimiento en los supermercados y en electricidad, gas y derivados del petróleo.

El presidente también ha avanzado que, una vez acabe la crisis, se va abrir una comisión de evaluación de la Sanidad Pública para elaborar un Libro Blanco, que sirva de orientación para los próximos años.

Casado: “No está solo, puede contar con el PP”

Después de Sánchez y de que se desinfectara la tribuna de oradores, le ha tocado el turno a Pablo Casado quien ha indicado: “Le digo que no está solo, puede contar con el PP, tiempo habrá de dirimir responsabilidades”.

“Una nación herida, que libra una guerra no convencional”, ha sentenciado el líder de la oposición, que ha dicho que ahora hay “esfuerzo, sudor y lágrimas”. Pero “nos volveremos a poner en pie: somo un pueblo formidable, es la hora de la España eterna”.

El jefe del PP ha dicho que habrá tiempo de hablar de las “negligencias” y retrasos en la toma de medidas, aunque ha afeado a Sánchez su falta de “autocrítica y humildad”.

Vox pide la dimisión de Calvo e Iglesias

En el turno de Vox, ha subido a la tribuna su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, quien ha dado un apoyo muy crítico a Pedro Sánchez y ha pedido  la dimisión de los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias.

Asimismo, ha exigido la eliminación de subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, así como la supresión de todo gasto público superfluo.

“Es el momento de dejar atrás nuestras diferencias”, ha sostenido, para luego pedir a Sánchez que dé un giro de 180 grados a su política.

 

(Noticia en ampliación)

Photo gallery La España vaciada por la cuarentena See Gallery
Photo gallery El Consejo de Ministros que ha aprobado las medidas del estado de alarma See Gallery
Photo gallery Famosos que han dado positivo por coronavirus See Gallery