Sánchez defiende los Presupuestos de las críticas del PP recordando los recortes de Rajoy

"Vamos a poner todos los recursos del Estado al servicio de la mayoría social y no de la minoría pudiente", ha dicho el presidente.
|
Sesión de control al Gobierno con los Presupuestos calientes encima de la mesa. El PP ha arrancado la jornada en el Congreso con ataques al Ejecutivo por las cuentas aprobadas por el Consejo de Ministros este martes, que han llegado ya al Parlamento, donde deberán obtener el visto bueno de los diputados.
Cuca Gamarra, portavoz del PP y secretaria general de los populares, ha vuelto a insistir en el mantra económico de su formación: bajar el IRPF, prorrogar las bajadas del IVA, aplicar esta bajada a los productos básicos...
″¿Qué sacrificios está dispuesto a hacer?”, ha preguntado Gamarra al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras recordarle el “exceso” de recaudación del Gobierno por la subida de la inflación.
Sánchez, sonriente y en su salsa, ha recordado a la portavoz del PP que su Gobierno ya ha aplicado medidas por 35.000 millones de euros y ha aprovechado su intervención para defender los nuevos Presupuestos recordando los recortes del PP durante la crisis financiera y comparando los avances sociales desde su llegada a La Moncloa en 2018.

“El PP acusa al Gobierno de usar "el dinero de todos los españoles para comprar voluntades"”

Un aumento del gasto social del 35,4%, un aumento en Educación del 62%, otro 60% en becas y un 151% en Dependencia. Sobre este último punto, Sánchez ha asegurado que su Gobierno “en cuatro años ha revertido todos los recortes en Dependencia” que “perpetró” el PP con Mariano Rajoy de presidente.
“Cuando ustedes gobernaron subió la desigualdad y la pobreza”, ha recordado. “Tengan claro”, ha proseguido, “que este Gobierno, como hizo con la pandemia, a diferencia de lo que ustedes hicieron, vamos a poner todos los recursos del Estado al servicio de la mayoría social y no de la minoría pudiente”.
Sánchez ha defendido que las cuentas aprobadas por el Gobierno son “sociales” y que “protegen a la clase media y trabajadora”.
En su respuesta, Cuca Gamarra ha asegurado que “el PSOE no nos ha sacado nunca de ninguna crisis pero nos ha metido en todas”. “Y lo está volviendo a hacer”, ha añadido.
Según la portavoz del PP, los Presupuestos “son puro cálculo electoral” porque el Gobierno “necesita el dinero de todos los españoles para comprar voluntades”.

“Sánchez lamenta que el PP no quiera hablar de ricos y pobres: "Es falta de empatía"”

“Su Gobierno gasta como nunca mientras los españoles se sacrifican como nunca”, se ha quejado Gamarra, que ha lamentado el gasto en asesores y ministerios.
A juicio del PP, Sánchez “mientras distrae con los ricos se dedica a desplumar a los trabajadores”, una afirmación que ha provocado rumores en el hemiciclo.
“Se le ha hecho larga esta pregunta”, ha ironizado Sánchez al inicio de su respuesta, generando carcajadas en parte de los diputados. El presidente cree que las afirmaciones de la portavoz popular han sido “un sumatorio de eslóganes”.
Y ha vuelto, a lo Yolanda Díaz, a tirar de datos y, de nuevo, a recordar al Gobierno de Rajoy: “En dos años hemos recuperado los niveles de empleo previos a la pandemia. Y como consecuencia de la respuesta neoliberal que se dio a la crisis financiera en forma de ajustes y de recortes al Estado del Bienestar se tardó diez años en recuperar los niveles de empleo”.
Después, Sánchez ha girado el foco de sus críticas hacia el actual líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, por considerar “antiguo” hablar “de pobres y de ricos”. Algo que también dijo Rajoy en el Foro La Toja de la semana pasada. Algo que demuestra “falta de empatía”, a juicio del presidente del Gobierno, “en un país que tiene dos millones y medio de niños y niñas en pobreza o que según el INE tiene un 27,8% de su población en riesgo de pobreza”.
“Lo antiguo es bajar los impuestos a los ricos”, ha dicho Sánchez, que se ha agachado para coger de su escaño la portada de The Economist criticando la masiva bajada de impuestos de la primera ministra británica, Liz Truss, que tuvo que dar marcha atrás tras el hundimiento de la libra y la crisis interna que ha provocado entre los conservadores. Rebaja fiscal que fue apoyada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
“Hable usted con sus amigos y compañeros conservadores y pregúnteles cómo no se tiene que gobernar un país”, ha sentenciado.