Sánchez comunica a Feijóo que Bolaños será el interlocutor para renovar el CGPJ y Montero para asuntos económicos

El presidente del Gobierno recalca que “las obligaciones constitucionales, como es la renovación de sus órganos, se cumple, no se negocia”.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños.
EUROPA PRESS / EDUARDO PARRA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que los interlocutores del Ejecutivo en materia de Justicia y de cuestiones económicas serán, respectivamente, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y la titular de Hacienda, María Jesús Montero.

Sánchez ha informado de esa designación después de que el PP hiciera público que Feijóo había enviado un mensaje al jefe del Ejecutivo dándole cuenta de que los encargados del diálogo por su partido serán Esteban González Pons en el ámbito de justicia y Juan Bravo en el capítulo económico.

Según ha informado el Gobierno, Bolaños y Montero se pondrán en contacto con ambos próximamente para comenzar la interlocución, aunque recalca que “las obligaciones constitucionales, como es la renovación de sus órganos, se cumple, no se negocia”.

Moncloa ha recordado asimismo que están pendientes de respuesta los once puntos que trasladó Sánchez a Feijóo en su reunión del pasado 7 de abril con el objetivo de reconstruir consensos básicos. Once puntos en cuatro grandes bloques de acuerdos: cumplimiento de la Constitución, respuesta a la guerra en Ucrania, lucha contra la violencia de género y unión en políticas de Estado.

Renovación del CGPJ

La renovación del Consejo General del Poder Judicial, la del Tribunal Constitucional, la reforma de la Constitución para eliminar el término “disminuido” para las personas discapacitadas, la reforma del voto de los españoles en el exterior y la reafirmación de pacto antitransfugismo son cinco de esos puntos.

A ellos se suma pactar el plan nacional de respuesta a las consecuencias de la guerra, que el PP respalde las gestiones del Gobierno en la UE para intentar rebajar el precio de la luz y la gestión de los fondos europeos.

También reforzar el pacto contra la violencia de género, unidad en política exterior y en otros dos asuntos como la ley de seguridad nacional y el real decreto ley de ciberseguridad.