POLÍTICA
11/04/2019 21:48 CEST | Actualizado 11/04/2019 21:54 CEST

Sánchez arranca la campaña apelando a indecisos y abstencionistas

El presidente da el pistoletazo de salida en Sevilla

EFE

Once años después de la última victoria socialista en unas elecciones generales, Pedro Sánchez ha llamado a los suyos a “ganar” el 28 de abril y a hacerlo por una “amplia mayoría”, para lo cual se ha dirigido a los abstencionistas y a los indecisos y les ha pedido que “confíen” en el PSOE.

“Tienen que ir a votar los socialistas convencidos, pero también tenemos que dirigirnos al conjunto de españoles: a los que han decidido que no van a ir, hay que decirles que su voto cuenta y a los que nos saben a quién van a votar les pido que confíen en el PSOE”, ha reclamado ante unas 2.000 personas -2.500, según la organización- en la Caseta Municipal del recinto ferial de Dos Hermanas (Sevilla).

A apenas cuatro horas para el arranque oficial de campaña, Sánchez ha protagonizado este acto junto a la líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, y la ministra de Hacienda y cabeza de lista, María Jesús Montero, en una ciudad que es un lugar simbólico para él porque fue donde anunció su candidatura a las primarias en 2017.

Ha hecho un llamamiento a la movilización del voto progresista y moderado el próximo 28 de abril porque si la derecha suma y forma gobierno “la confrontación territorial está garantizada” y volverán la corrupción y los recortes.

 

 

″¿Os imagináis que podemos hacer?”

Sánchez ha puesto en valor la acción de su Gobierno en estos 10 meses, a pesar de las dificultades de tener un grupo parlamentario de tan sólo 84 diputados y la Mesa del Congreso, dominada por PP y Ciudadanos, en contra. Aun así, ha sido posible subir el Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros, revertir recortes educativos, impulsar el Pacto de Estado contra la violencia de género o autorizar a los ayuntamientos a invertir en políticas sociales su superávit.

″¿Si en lugar de 84 diputados tenemos una mayoría amplia os imáginais lo que podemos hacer por la justicia social, la convivencia y la limpieza en el ejercicio de la acción publica de este país?”, ha interpelado.

Frente a su Gobierno que atiende las necesidades más urgentes de la ciudadanía, ha contrapuesto lo que, a su juicio, representa el PP, partido al que no ha identificado con la “buena gente” porque “la buena gente no roba, no insulta, no miente, no espía como” hacía el Gobierno anterior de Mariano Rajoy “ni deja al pairo a personas que sufren” como denuncia que hizo también el anterior Ejecutivo del PP con los recortes durante la crisis.

 

 

Como prueba de que los recortes volverían con un Gobierno de derechas, Sánchez ha recordado la apuesta que hizo el miércoles el líder del PP, Pablo Casado, para bajar a 850 euros el Salario Mínimo Interprofesional, que hoy está en 900 euros, una afirmación luego rectificada.

“Es curioso que el partido de los sueldos en ‘b’ les diga a los trabajadores que les va a recortar el salario mínimo interprofesional”, ha comentado Sánchez, que se ha comprometido a que el SMI, si consigue mantenerse en el Gobierno, represente el 60% del sueldo medio en España para la próxima legislatura.

Sánchez ha advertido de que el PSOE, que este año cumple 140 años de historia, no acepta lecciones de patriotismo por parte de nadie porque patriotismo “no es decir todos los días ¡viva España!, sino hacer que en España se viva mejor”.

Una ley de eutanasia

El presidente ha reconocido que a los socialistas se les han quedado muchas cosas en el tintero en este breve periodo en el Gobierno, entre las que ha citado la ley para regular la eutanasia, un nuevo Estautto de los trabajadores que derogue los aspectos más lesivos de la reforma laboral, la derogación de la Ley Mordaza, la reforma de los aforamientos, una nueva ley educativa y de universidades y la inclusión de la salud bucodental en la asistencia sanitaria pública.

Pero el 28 de abril representa una “enorme oportunidad de lograr esa mayoría que las haga realidad”, ha dicho en su intervención, que comenzó precisamente animando a llenar las urnas. ”¡Se nota que hay ganas de votar, de que después de 11 años España se vuelva a teñir de rojo y el PSOE vuelva a ganar las elecciones en España!”, clamó al inicio de su discurso.

El niño espontáneo 

La intervención de Sánchez se vio interrumpida en su ecuador por un niño que se le ha acercado de manera espontánea para enseñarle los dibujos que había pintado de los diferentes líderes que concurren en estos comicios. “Yo también quiero ser político”, le ha espetado a Sánchez, que colocó su dibujo “a la izquierda” de todos los demás.

Cataluña, que tanta presencia tuvo en las elecciones andaluzas del 2 de diciembre, ha merecido la mención de Sánchez tan sólo para recordar que el rechazo de los independentistas a los Presupuestos Generales del Estado dejó claro que el PSOE no cerró ningún pacto con ellos para ganar la moción de censura y que este partido es leal con el Estado cuando está en el Gobierno y en la oposición, como quedó demostrado con su apoyo al Ejecutivo de Rajoy para aplicar el artículo 155 de la Constitución.

 

Photo gallery Pedro Sánchez es guapo y lo sabe See Gallery