Sánchez elogia la actuación de Marruecos en Melilla mientras algunas ONG cifran en 37 los muertos

El presidente del Gobierno señala a las mafias como "responsables" de lo sucedido.
Imagen de la actuación policial en Melilla con miles de migrantes.
Imagen de la actuación policial en Melilla con miles de migrantes.
via Associated Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado a las mafias como las únicas responsables del “violento asalto” a la valla de Melilla y ha vuelto a valorar la colaboración de los agentes marroquíes para neutralizarlo, algo que ha provocado las críticas de las ONG y de varios partidos políticos, especialmente de la izquierda.

“Si hay un responsable de todo lo que ha sucedido en esa frontera, son las mafias que trafican con seres humanos”, ha dicho Sánchez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario que ha aprobado nuevas medidas para hacer frente a la crisis provocada por la guerra en Ucrania.

Lo ha hecho tras ser preguntado si mantenía su felicitación a Marruecos por el “extraordinario trabajo de la gendarmería” en repeler el asalto que se ha cobrado la vida de decenas de migrantes, ya que algunas ONG como Caminando Fronteras cifra ya en 37 las víctimas mortales.

En el suceso participaron cerca de 2.000 personas, de las que 133 lograron cruzar la valla; de ellos, 57 acabaron heridos y uno de ellos permanece aún ingresado en el Hospital Comarcal de Melilla, mientras que uno de los agentes que custodiaba el perímetro fronterizo ha tenido que causar baja para el servicio.

El fotoperiodista y premio Pulitzer Javier Bauluz ha compartido en su cuenta de Twitter un vídeo donde se ve cómo fue la actuación policial, con disparos a los migrantes encaramados y golpes a los que caían a plomo al suelo desde una gran altura.

Sánchez ha calificado lo sucedido como “violento asalto contra la integridad territorial de España” y ha precisado que lo primero que hizo ayer fue mostrar su solidaridad y reivindicar el trabajo que hicieron las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, pero recordando que los agentes españoles trabajaron coordinadamente con los de la gendarmería marroquí.

Cuando los refugiados éramos nosotros