POLÍTICA
11/12/2019 21:34 CET | Actualizado 12/12/2019 10:05 CET

Sánchez, designado candidato por el rey sin tener cerrados los apoyos para la investidura

Batet no fija fecha a la espera de las negociaciones; el socialista se verá con Arrimadas y Casado e incluye a Torra en la ronda.

EFE
Sánchez y Felipe VI

El momento de la verdad. El rey ha designado al presidente en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, candidato a la investidura, aunque el aspirante todavía no cuenta con los votos necesarios para seguir en La Moncloa.

Felipe VI ha tomado esta decisión tras la ronda de consultas que ha celebrado en el Palacio de la Zarzuela con los líderes de los partidos políticos con representación parlamentaria (el escenario más fragmentado en las Cortes en esta etapa democrática).

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha sido la encargada de comunicar la decisión del rey, en virtud del artículo 99 del Congreso, aunque la máxima representante de la Cámara Baja no ha puesto fecha a esa sesión de investidura a expensas de que sigan las negociaciones entre partidos.

El máximo dirigente del PSOE ha diseñado una hoja de ruta para ganar tiempo que incluye reuniones con Pablo Casado (PP) e Inés Arrimadas (Cs) y contactos con todos los presidentes autonómicos, incluido Quim Torra. Además, Adriana Lastra se reunirá con “todos” los partidos, lo que incluye a Vox y Bildu -hasta ahora vetados por el socialismo-.

Sánchez incluye a Torra entre sus contactos y Lastra se verá con todos los partidos, incluidos Vox y Bildu

 

Sánchez ha sido el último al que ha recibido el rey este miércoles. El presidente en funciones ha llegado con una acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos bajo el brazo, pero sin tener cerrados el resto de apoyos que necesita para la investidura y pendiente de la decisión que adopte Esquerra.

Un día antes, este martes, se reunieron en Barcelona los equipos negociadores del PSOE y de ERC -cuyos votos son necesarios para esa investidura-. En ese encuentro se constataron “avances” en ese mecanismo político para encauzar el conflicto en Cataluña, pero no se concretó una fecha para una próxima cita entre los dos partidos.

Los republicanos catalanes han enfriado la posibilidad de una rápida investidura, como buscaba La Moncloa, y han pospuesto hasta enero la posibilidad de cerrar un acuerdo.

El presidente del Gobierno en funciones prometió que de llegarse a un acuerdo sería dentro del marco de la Constitución y será “público”. Y ha dado su palabra durante estos días de que no habrá terceras elecciones.

En esta ronda de consultas los representantes del PP, Vox, Ciudadanos, Navarra Suma y Foro han mostrado su ‘no’ al Gobierno de coalición PSOE y UP que propone Sánchez. 

La idea de Sánchez es un Gobierno de coalición con Unidas Podemos, en el que habría teóricamente tres vicepresidencias (Carmen Calvo, Nadia Calviño y Pablo Iglesias). Los ‘morados’ podrían tener cuatro ministerios (entre ellos, podrían estar Igualdad, Trabajo y Universidades).

Sánchez anuncia reuniones con Casado y Arrimadas

Tras conocerse la decisión del rey, el presidente del Gobierno en funciones ha comparecido ante los periodistas y ha avanzado que ha convocado reuniones el lunes que viene con el líder del PP, Pablo Casado, y la portavoz de Cs, Inés Arrimadas, de cara a la investidura en el Congreso.

Además, ha señalado que Adriana Lastra, portavoz en el PSOE, va a reunirse con todos los grupos políticos en el Congreso (no ha señalado que haya excepciones). Hasta ahora el PSOE se había negado a sentarse junto a Vox y EH Bildu.

Asimismo, ha trasladado que mantendrá contactos con todos los presidentes autonómicos, incluido el de la Generalitat, Quim Torra, además de con el presidente de la FEMP, Abel Caballero.

Todo ello con un objetivo: “encontrar un mayoría más amplia que permita lograr cuanto antes un Gobierno”.

 El presidente ha señalado que recibe este encargo con “honor”, “responsabilidad” y “gratitud”. Ha recordado que los “ciudadanos” fueron “claros” el 10-N y ha señalado que no hay otra alternativa posible al PSOE.

“Se impone que todos los actores políticos actuemos con responsabilidad y con altura de miras”, ha recalcado. Sánchez ha remarcado que quiere gobernar desde los valores “progresistas” y buscando grandes consensos.

Sobre las negociaciones con ERC, el socialista no ha querido poner “adjetivos” y se ha quedado en un “estamos avanzando”. Ha dicho que las conversaciones tienen que ser lo “suficientemente discretas” para lograr un pacto que lógicamente será luego público.

¿Cómo se logra la investidura?

Por el momento, Batet, que tiene la competencia, no ha convocado la fecha de la investidura, porque su intención es hacerlo para que sea victoriosa y no fallida.

El aspirante necesita en una primera votación la mayoría absoluta para salir elegido presidente (al menos 176 de los 350 diputados). En caso de no lograrlo, hay otra votación a las 48 horas en la que vale la mayoría simple (más síes que noes). Si tampoco se consigue, hay un plazo de dos meses para se vuelva a intentar.

 

Sánchez cuenta con el apoyo del PSOE (120) y UP (35), lo que suman 155 diputados. Además ya han avanzado su intención de apoyarlos los dos diputados del PRC y Nueva Canarias. En La Moncloa esperan también contar con el PNV (6), Más País (3), BNG (1), CC (1) y Teruel Existe (1). Para lograr superar la investidura necesitaría la abstención de ERC, ya que tiene en contra al PP, Vox, Cs, Foro y Navarra Suma.

En los últimos días, Arrimadas (Cs) está intentando que se abra paso una nueva vía en la que se invista a Sánchez con un gran acuerdo con el PP y los ‘naranajas’, pero renunciando a la coalición con UP. Pablo Casado niega dar su apoyo, en tanto que Sánchez sigue defendiendo su acuerdo con Pablo Iglesias.

Photo gallery Así ha sido el (accidentado) arranque de la XIV Legislatura See Gallery

NUEVOS TIEMPOS