Sánchez pone en marcha la "nueva etapa" con Marruecos y reafirma la posición sobre el Sáhara

“Fundada en el respeto mutuo, la confianza recíproca, la concertación permanente y la cooperación franca y leal”.

Comienza la nueva etapa bilateral entre España y Marruecos. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha viajado este jueves a Rabat donde ha reafirmado al rey Mohamed VI la postura española de apoyo al plan de autonomía marroquí sobre el Sáhara, según fuentes del gabinete real marroquí.

Tras el encuentro Sánchez ha comparecido en rueda de prensa, donde ha anunciado que “han coincidido en abordar y definir una hoja de ruta duradera”. Así, ha comunicado la reapertura progresiva de “los pasos fronterizos en Ceuta y Melilla para que persona y mercancías circulen con normalidad”. “Esa normalidad va a permitir reanudar las conexiones marítimas y preparar la Operación Paso del Estrecho”, ha añadido el presidente del Gobierno, que ha destacado que la integridad de España, “no solo de Ceuta y Melilla”, “está fuera de toda duda”.

Durante la audiencia que mantuvo con el rey de Marruecos, Sánchez, además, “reafirmó la postura de España sobre el dossier del Sáhara, considerando la iniciativa marroquí de autonomía como la base más seria, realista y creíble para la resolución de la disputa”, se indica en un comunicado difundido tras la reunión mantenida por ambos en el palacio real de Rabat.

La nota explica que el rey de Marruecos y el presidente del Gobierno español reiteraron la voluntad de abrir una nueva etapa en las relaciones ente los dos países “fundada en el respeto mutuo, la confianza recíproca, la concertación permanente y la cooperación franca y leal”.

Por su parte, fuentes españolas afirmaron que en la reunión se ha ratificado la voluntad de profundizar las relaciones en esta nueva etapa y destacaron la gran cordialidad del encuentro con el rey. La conversación entre ambos discurrió tanto en español como en francés, según estas fuentes, que señalaron que el monarca comentó que Sánchez era el primer presidente del Gobierno que él recuerde que pernocta en Rabat.

La declaración conjunta con 16 puntos

Ese acuerdo queda reflejado en una declaración conjunta suscrita por ambos países que consta de 16 puntos titulada “Nueva etapa del partenariado entre España y Marruecos”. En el texto se recoge que “la plena normalización de la circulación de personas y de mercancías se restablecerá de manera ordenada, incluyendo los dispositivos apropiados de control aduanero y de personas a nivel terrestre y marítimo”.

Más concreto es el apartado en el que se subraya que “las conexiones marítimas de pasajeros entre los dos países se restablecerán de manera inmediata y gradual hasta la apertura de todas las frecuencias”. Con ese mismo enfoque subraya que se iniciarán los preparativos para la operación Paso del Estrecho.

La declaración recoge que España “reconoce la importancia de la cuestión del Sáhara Occidental para Marruecos, así como los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable”.

“En este sentido —reitera—, España considera la iniciativa de autonomía marroquí, presentada en 2007, como la base más seria, realista y creíble para resolver este diferendo”.

Añade que los temas de interés común serán tratados con espíritu de confianza, a través de la concertación y sin recurrir a actos unilaterales o hechos consumados.

Delimitación de espacios marítimos

España y Marruecos reactivarán el grupo de trabajo sobre delimitación de espacios marítimos en la fachada atlántica con el objetivo de lograr avances concretos.

Se iniciarán igualmente conversaciones sobre la gestión de los espacios aéreos y se relanzará y reforzará la cooperación en el ámbito de la migración, en cuyo contexto se señala que el Grupo Permanente Hispano-Marroquí sobre Migraciones se reunirá próximamente.

Además de expresar su apuesta por reactivar la cooperación sectorial en todos los ámbitos de interés común, se señala que los intercambios económicos y las conexiones entre los dos países será objeto de una próxima reunión.

El ámbito de la educación, la formación profesional y la educación superior será prioritario en esta nueva etapa y se establecerá un grupo de trabajo específico con este objeto. También se fortalecerá la cooperación cultural y se constituirá un grupo de trabajo sectorial en el ámbito de la Cultura y el Deporte, además de dar un nuevo impulso al Patronato de la Fundación Tres Culturas.

Los informes de actividad de las reuniones y grupos de trabajo establecidos o reactivados se presentarán en la Reunión de Alto Nivel que se pretende celebrar este año. Los dos países designarán un comité encargado de la puesta en práctica de la presente declaración en un plazo de tres meses.

La visita

Sánchez ha sido recibido en el Palacio Real por los servicios de protocolo marroquíes y accedió a la sala en la que le esperaba ya el monarca alauí. El encuentro ha transcurrido en una mezcla de español y francés y ha arrancado poco antes de las 18:00 horas locales (las 20:00 hora española).

Ambos se han saludado con un apretón de manos y han mantenido una breve conversación, tras la que han tomado asiento acompañados por varios representantes de sus respectivos gobiernos.

Por parte española, han acudido junto al presidente el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y el embajador de España en Marruecos, Ricardo Díaz-Hochleitner.

El rey de Marruecos estaba acompañado por su consejero, Fuad Ali Himma, el ministro de Exteriores, Naser Burita, y la embajadora marroquí en España, Karima Benyaich.