POLÍTICA
17/12/2019 10:22 CET | Actualizado 17/12/2019 16:46 CET

Sánchez acepta reunirse con Torra tras formar Gobierno y se compromete a buscar "una respuesta a la crisis política"

El presidente del Gobierno en funciones ha telefoneado al jefe del Ejecutivo catalán en el marco de la ronda de llamadas a los presidentes autonómicos.

EFE
Imagen de archivo de Sánchez y Torra

Fin al silencio: este martes el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, han mantenido su primera conversación tras meses de desencuentros. Por teléfono, y una conversación de 15 minutos, Torra ha reprochado a Sánchez su “dureza” contra el independentismo y ha vuelto a reivindicar el “derecho de autodeterminación”, según fuentes de la Generalitat. Además, el ‘president’ ha reclamado a Sánchez una reunión presencial y este, según fuentes de la Generalitat, se ha mostrado dispuesto a mantener este encuentro “cuanto antes mejor”. El cuándo de dicho encuentro ha sido matizado minutos después por Moncloa, que ha precisado que tendría lugar “cuando haya Gobierno” y “haya arrancado la Legislatura”, como hará “con el resto de presidentes autonómicos”.

El presidente del Ejecutivo en funciones ha trasladado a Torra la necesidad de conseguir “un gobierno cuanto antes que permita dar estabilidad y encarar políticamente la situación en Cataluña”, y unos presupuestos para “abordar cuestiones clave para la vida de millones de catalanes y catalanas”, una realidad que llevará “tiempo” pero para la que reivindica el “diálogo”. Por su parte, fuentes de la Generalitat han destacado que, en una conversación marcada por la “cordialidad”, Sánchez “ha vuelto a reconocer la naturaleza política del conflicto, como ya hizo en la primera reunión en Moncloa”, y se ha mostrado dispuesto a reunirse con Torra “lo antes posible”.

La Generalitat ha explicado que Torra ha manifestado a Sánchez que la “solución del conflicto pasa por el ejercicio del derecho de autodeterminación y el fin de la represión, así como la libertad de los presos políticos”. Sánchez ha respondido a esto que España es “un Estado Social y Democrático de Derecho” y que defiende “plenamente” la independencia de la justicia.

La ronda de llamadas del día

La conversación con Torra se enmarca dentro de la ronda de llamadas telefónicas a los presidentes autonómicos que Sánchez ha iniciado este martes a las 09:00 con el lehendakari Íñigo Urkullu, quien ha abordado el modelo territorial y cuestiones estructurales de la situación política en Euskadi y el Estado, según fuentes de Moncloa. El presidente en funciones, por su parte, ha manifestado su deseo de que esta sea la legislatura del “diálogo territorial”.

Pese a la reivindicación de Torra para recibir un trato preferente, Sánchez está siguiendo un orden protocolario de llamadas en base de antigüedad estatutaria de las comunidades autónomas, tal y como anunció después de que el rey Felipe VI le propusiera como candidato. De esta forma, el tercero en recibir la llamada del candidato al a investidura ha sido el gallego Alberto Núñez Feijóo, que ha trasladado a Sánchez la agenda “con los problemas de Galicia”, entre los que ha destacado que “lo primero” que le exigirá al socialista es que “pague el dinero que debe” a la comunidad.

Después, Juan Manuel Moreno, el presidente andaluz ha hablado también con Sánchez, a quien previsiblemente le haya reprochado -como ha denunciado en los últimos días- la “intervención” de Hacienda a esta comunidad autónoma.

Sánchez también ha conversado este martes con los presidentes de Cantabria, La Rioja, Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Canarias, Navarra y Aragón. Fuentes socialistas han indicado que el presidente castellano-manchego, Emiliano García Pege, le ha transmitido que, para evitar unas terceras elecciones, “todos tenemos que hacer un esfuerzo para que haya Gobierno y estabilidad”, en referencia a PP y Cs. A su vez, que las conversaciones para la investidura deben transcurrir en el marco de la Constitución, algo que, según fuentes de Moncloa, le ha garantizado Pedro Sánchez, como también al presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla. Y el presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha asegurado que Sánchez le ha trasladado su convencimiento de que la investidura puede salir y que “peleará para que sea antes de que acabe el año”.

En este contexto, fuentes de Moncloa han anunciado que Sánchez convocará una conferencia anual en el Senado con los presidentes de todas las comunidades autónomas una vez pase el debate de investidura y mantendrá reuniones bilaterales con ellos.

Sigue la ronda de contactos

Además, este martes continuarán los contactos de Sánchez con los líderes de los principales partidos, con las citas previstas entre la ‘número dos’ del PSOE y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, y el resto de formaciones, salvo Vox, que rechazó acudir a la cita.

El PSOE mantendrá a las 12:00 en el Congreso de los Diputados su primera reunión bilateral con EH Bildu, a los que por vez primera integra en una ronda de contactos con las fuerzas parlamentarias sobre la investidura. Tras las elecciones de abril pasado, el PSOE vetó en su ronda de contactos para la investidura a Vox y Bildu, si bien no llegó a explicar los motivos por los que excluía precisamente a estos partidos pero incluía en la misma ronda a los independentistas catalanes.

Tras el 10-N, han levantado el veto a ambas formaciones. La reunión con Bildu llegará después de las entrevistas que los socialistas mantendrán con Más País y Compromís a las 10:00 horas, y el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, a las 11:00 horas.

Photo gallery Los condenados en el "procés", uno a uno See Gallery

NUEVOS TIEMPOS