POLÍTICA
27/11/2020 19:33 CET | Actualizado 27/11/2020 19:37 CET

Sancionan por bajo rendimiento al juez que votó a favor de 'La Manada' y a una compañera

El informe sobre González detalla que su rendimiento llevaba varios años siendo inferior a los objetivos previstos.

ANTENA 3
El juez Ricardo González tras su voto particular en el juicio contra 'La Manada'

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha sancionado con falta grave de retraso a dos de los magistrados de la Audiencia Provincial de Navarra que condenó a los miembros de ‘La Manada’ en abril de 2018 por abuso sexual. En concreto se trata de Ricardo González, el único voto discrepante en la sentencia y que pidió su absolución, y su compañera Raquel Fernandino.

Fernandino ha sido sancionada con una multa de 1.500 euros, mientras que González ha recibido otra de 700 euros, según fuentes del CGPJ a Europa Press. Ahora pueden presentar alegaciones.

Ricardo González habló de “jolgorio” en su voto particular contra la condena a ‘La Manada’. El informe sobre él detalla que su rendimiento llevaba varios años siendo inferior a los objetivos de cumplimiento previstos: en 2016 alcanzó un 63 % (estuvo de baja por enfermedad una semana); en 2017 su productividad llegó al 72%, en 2018 volvió a bajar hasta el 69,5% y en 2019 no superó el 75,5%. Tras analizar todos estos datos, los inspectores decidieron ponerlos a disposición del promotor disciplinario, que requirió su versión a los dos magistrados afectados.

La investigación ha concluido que hubo retrasos reiterados e injustificados en su trabajo que han sido calificados como falta grave regulada en el artículo 418 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ). Según los datos recogidos, a finales de 2018 había tres sentencias pendientes de dictar cuyas ponencias correspondían a estos magistrados de juicios celebrados en junio y diciembre de 2017 y en mayo de 2018, además de medio centenar de recursos de apelación pendientes.

Lo achacan a la presión desde la sentencia

En sus respuestas, ambos hablaron de la repercusión negativa que tuvo tanto a nivel personal como en su trabajo diario la reacción social a la sentencia, en la que condenaron inicialmente por abusos la violación grupal de una joven en los Sanfermines de 2016.

González contestó al promotor disciplinario que todas las cuestiones pendientes señaladas por los inspectores habían sido ya dictadas y aludió igualmente a la negativa repercusión -por estrés y desazón- que tuvo en el tribunal de La Manada la reacción social a la sentencia que dictaron por abusos sexuales, que afectó y sigue afectado incluso a su ámbito familiar.

Fernandino señalaba que mucho de lo pendiente iba a ser dictado en breve y alegaba al hecho de tener que haber formado parte de la Junta Electoral Provincial como consecuencia de las elecciones generales de noviembre de 2019, lo que incidió notablemente en el desempeño de su labor en la Audiencia.