INTERNACIONAL
04/03/2020 07:28 CET | Actualizado 04/03/2020 12:29 CET

Biden gana en el Supermartes y deja las primarias demócratas en un duelo con Sanders

Warren y Bloomberg se quedan muy atrás.

REUTERS
Bernie Sanders

El senador izquierdista Bernie Sanders se ha impuesto este supermartes en California, el gran premio de las primarias de Estados Unidos por ser el estado más poblado del país, que reparte 415 delegados para la convención demócrata.

La noticia ha cambiado el panorama de una noche que había sonreído hasta entonces al exvicepresidente Joe Biden, quien se ha anotado victorias en nueve estados frente a los cuatro en total de Sanders.

Los principales medios de comunicación han otorgado la victoria a Sanders nada más cerrar las urnas en California, cuya población latina parece haber tenido un papel importante en la ventaja del senador, quien también se ha impuesto este supermartes en otro estado con notable presencia de hispanos, Colorado.

Los nueve estados que ha conquistado Biden reparten en total 559 delegados que votarán para elegir el candidato del partido en la convención demócrata, mientras que de los cuatro de Sanders -California, Colorado, Utah y Vermont- dependen 527 compromisarios.

Sin embargo, el reparto de delegados en esos estados será proporcional según el porcentaje que hayan ganado todos los precandidatos que obtengan más del 15% de los votos.

Por tanto, Biden y Sanders solo se llevarán parte de los delegados de cada estado que hayan ganado, y algunos compromisarios irán a parar a su principal rival y a los otros tres precandidatos que siguen en liza: la senadora Elizabeth Warren, el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg y la congresista Tulsi Gabbard.

Texas para Biden, y a la espera de Maine 

Los medios de comunicación ya han declarado a Biden ganador en Texas, el segundo gran premio de las primarias con 228 delegados, pero no en Maine, donde las cosas están muy ajustadas entre Sanders y Biden.

Ese panorama dificulta adivinar quién es el gran ganador de la noche, y la lección inmediata del Supermartes parece ser la polarización del partido en torno a las dos opciones que han emergido para representar a su ala moderada -Biden- y progresista -Sanders.

El exvicepresidente ha ofrecido un discurso ante sus simpatizantes en Los Ángeles (California) antes de que se conocieran los resultados en ese estado y ha adoptado un tono triunfal, al declarar que su campaña “está despegando”.

“Todavía es un poco pronto, pero las cosas tienen muy buena pinta”, ha declarado un radiante Biden, que se impuso en seis estados del sur -Arkansas, Oklahoma, Tennessee, Alabama, Virginia y Carolina del Norte-, uno del medio oeste -Minesota- y uno del noreste, Massachusetts.

Mientras, en un discurso en Vermont, Sanders ha subrayado que no se puede “ganar (al presidente Donald) Trump con el mismo tipo de viejas políticas”, en referencia a Biden.

Lo que estaba en juego

Catorce estados y el territorio de Samoa Americana han votado este Supermartes para elegir al candidato demócrata que se batirá en noviembre con el presidente Donald Trump por la Casa Blanca.

En el Supermartes están en juego 1.357 delegados, un tercio del total de compromisarios de todas las primarias. Se necesitan 1.991 para hacerse con la candidatura del partido.

Photo gallery Bernie Sanders, en imágenes See Gallery

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB