NOTICIAS
13/01/2022 17:57 CET | Actualizado 13/01/2022 19:42 CET

Sanidad aprueba administrar una cuarta dosis para pacientes inmunodeprimidos

Así como todos los incluidos en el grupo 7 de la estrategia de vacunación

Europa Press News via Getty Images
Un hombre recibe el fármaco

Sanidad ha aprobado administrar una cuarta dosis de Pfizer o Moderna a los pacientes inmunodeprimidos. Este pinchazo ‘extra’ se producirá cinco meses después de la dosis de refuerzo.

En su mensaje, el ministerio incluye entre colectivos a administrar la cuarta inyección a los integrados en el llamado Grupo 7 en la estrategia de vacunación, que incluye a personas con condiciones de muy alto riesgo (trasplantados, pacientes oncológicos, en hemodiálisis y diálisis peritoneal, infección con VIH inmunodeprimidos, personas con inmunodeficiencia primaria y personas con Síndrome de Down.

Estos pacientes tienen una respuesta inmune inferior a la de la población general tras las pautas convencionales de las vacunas. Además, tal y como consta en la estrategia, es más probable que trasmitan el virus a sus contactos domiciliarios, a lo que se une el hecho de que los pacientes inmunodeprimidos en los cuales persiste la infección pueden generar nuevas variantes más transmisibles o más virulentas.

En su caso, se habla de una dosis adicional y no de recuerdo como la del resto de la población, porque al tener su sistema inmunitario debilitado, no alcanzan el nivel de protección adecuado y requieren de esta nueva inyección para completar la pauta.

El anuncio llega tras la reunión de la Comisión de Salud Pública en la que también se han acordado poner un precio máximo a los test de antígenos y ampliar la tercera vacuna a todos los mayores de 18 años.

Sobre la tercera dosis, ahora abierta a todos los adultos, Carolina Darias ha detallado que, como en la primera etapa de la vacunación, se irá “de manera ordenada” por grupos de edad de mayor a menor, “de diez en diez”. De esta forma, una vez se termine con los adultos mayores de 40 años, se empezará con los de 30 y así sucesivamente hasta llegar a los de 18. En cualquier caso, se priorizará a las personas de riesgo y a las que completaron hace más tiempo la pauta de vacunación.

Por el momento, se han puesto cerca de 16 millones de vacunas de refuerzo en los tramos de edad aprobados hasta hoy, aparte de otros cinco millones administrados a ciudadanos que se vacunaron con la monodosis de Janssen o con la pauta de AstraZeneca, según datos del ministerio.