POLÍTICA
10/03/2020 15:34 CET | Actualizado 10/03/2020 16:12 CET

Sanidad anuncia un primer paquete de medidas "necesarias" contra el coronavirus: "No queremos el escenario de Italia"

La enfermedad deja ya 1.622 positivos en España, con 35 fallecidos y 101 enfermos en la UCI

EFE
El ministro de Sanidad, Salvador Illa

“No hay ningún condicionante de ningún tipo en las medidas que adoptamos que no sea la salud pública, cueste lo que cueste. Crean que las medidas que estamos adoptando son necesarias”. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha repasado este martes el primer paquete de medidas aprobado por el Gobierno contra el coronavirus, tras el Consejo de Ministros y la posterior reunión interministerial para la coordinación de la respuesta contra la enfermedad.

“Estamos trabajando para no ir al escenario de italia”, ha afirmado Illa, quien ha expuesto que el coronavirus deja ya 1.622 positivos en España, con 35 fallecidos y 101 enfermos en la UCI. 

De estos afectados, la mayoría se registran en Madrid (782 casos), País Vasco (195) y La Rioja (144): “Hasta ahora se han realizado más de 17.500 pruebas analíticas de coronavirus, lo que demuestra el esfuerzo que está haciendo el sistema de salud pública”, ha resaltado el ministro. 

En referencia a esas zonas de transmisión significativa -la Comunidad de Madrid, Vitoria-Labastida (Álava) y La Rioja-, Illa ha recordado que se han adoptado medidas como la suspensión de la actividad docente, ha recomendado el teletrabajo y ha pedido a las empresas flexibilizar los horarios para favorecer la menor concentración en transportes y centros de trabajo. 

Además, el ministro ha pedido fomentar el cuidado domiciliario de los mayores, que las personas con enfermedades patológicas reduzcan su actividad social y ha recomendado -en la medida de lo posible- no viajar, “tanto dentro de España como al exterior”.

Medidas incluidas en este primer paquete

Así, el paquete de medidas aprobado por el Consejo de Ministros incluye la modificación del Decreto Ley de Salud Pública, de manera que se permita el suministro centralizado de productos imprescindibles para la salud, no solo sanitarios. “No hay desabastecimiento de medicamentos”, ha querido dejar claro Illa.  

También se han prohibido los vuelos directos de Italia a España, desde las 00 horas del 11 de marzo, durante dos semanas: “Adoptamos la medida como algo complementario a lo que decidieron las autoridades italianas, que fue que sus ciudadanos no viajaran fuera de sus fronteras”, ha matizado Illa. 

Otra de las medidas contempla que las personas con aislamiento preventivo sean consideradas de incapacidad temporal por cuestiones de riesgo de trabajo. 

Asimismo, también se suspenden los viajes del Imserso por un mes. 

De común acuerdo con las comunidades, el Gobierno ha suprimido los eventos deportivos, nacionales e internacionales, profesionales o no, que supongan gran afluencia de aficionados: “Serán a puerta cerrada”, ha matizado.  

Además, otro tipo de eventos que comporten movimientos de población importantes serán analizados por las comunidades y Sanidad “caso a caso”.  

En las zonas de transmisión significativa, “se suspenden todas las actividades colectivas en espacios cerrados con más de 1.000 personas. Las de menos, se reducen a un tercio del aforo”.

Illa ha dejado claro que, “conforme a cómo evolucione la enfermedad, seguiremos adoptando más medidas, siempre en coordinación con las comunidades autónomas”.

El ministro ha reconocido que no descubre nada si avanza que va a seguir habiendo un aumento de casos positivos de COVID-19 y que “vamos a tardar en ver” la efectividad de las medidas adoptadas.

El ministro ha trasladado a la opinión pública “la magnífica labor y coordinación con las comunidades autónomas”, que se “extiende también a los socios europeos y organizaciones sanitarias internacionales”. También ha reconocido “la labor del personal sanitario, la primera línea frente a la enfermedad”.

Manifestación del 8-M

Preguntado por qué se mantuvo la manifestación del 8-M el pasado domingo, Illa ha vuelto a insistir en que la situación de entonces no era igual que la de ayer, ni que la del sábado, sino que el escenario cambió justo ese día al anochecer con un incremento de casos “muy significativo”, sobre todo en las comunidades de Madrid y País Vasco.

De ahí que las decisiones que se tomen van a ser cambiantes “y esto va a ser así hasta que no venzamos esta situación”, ha destacado el ministro, quien comparecerá el próximo jueves en la Comisión de Sanidad del Congreso para dar cuenta de la situación originada por la epidemia del coronavirus.

Ha dicho que se han tomado las medidas oportunas en el momento que han considerado adecuado, según el criterio de los expertos y la evidencia científica, en coordinación con las comunidades autónomas.

“Coordinación global” para “un desafío global”

Por su parte, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha expuesto que “estamos ante un desafío global y requerirá coordinación a nivel global”.

Montero, quien ha resaltado el diálogo fluido entre el Gobierno central y las comunidades autónomas, ha puesto el foco en que en España “a veces no apreciamos lo que tenemos y tenemos una gran fortaleza que nos hace singulares, con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo”.

Sin embargo, ha destacado la “responsabilidad individual que todos tenemos, cumpliendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias y haciendo que también las cumpla la gente que nos rodea”. 

“Debemos actuar con prudencia, sin alarmismos y con proporcionalidad. Debemos dar la respuesta sanitaria o económica que mejor convenga”, ha planteado.    

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha presidido el Consejo de Ministros y también interministerial sobre el coronavirus, a la que han asistido todos los ministerios, así como el Secretario General de Sanidad, el subsecretario del ministerio y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

No hay problemas de abastecimiento

“No hay ningún problema y no hay que hacer ningún acopio”. Montero e Illa han recalcado que no hay problema de abastecimiento y han llamado a la tranquilidad de la población, a la hora de acudir a las tiendas a adquirir alimentos o productos de higiene.

La portavoz del Ejecutivo ha precisado que el propio ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, está en contacto con las empresas de distribución, para detectar “precozmente” si se produce desabastecimiento en los centros comerciales o las cadenas de distribución.

“No nos consta que haya este problema (de abastecimiento). En cualquier caso, se tomarán las medidas necesarias”, ha manifestado Illa.

NUEVOS TIEMPOS