NOTICIAS
02/03/2020 15:01 CET | Actualizado 02/03/2020 21:07 CET

Sanidad y las comunidades descartan elevar el nivel de alerta "por el momento"

“Si se pasa a otra fase o escenario, podría haber restricciones relacionadas con agrupamientos de personas", señaló esta mañana Fernando Simón.

EFE
El director del Centro de Coordinación Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

El Ministerio de Sanidad, tras reunirse con varias comunidades autónomas esta tarde del lunes, ha descartado endurecer las medidas de vigilancia y control por la expansión del coronavirus Covid-19.

Esta posibilidad ha estado en el aire toda la jornada, por la preocupación en dos zonas “muy concretas” del país, como la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz y Vitoria, por “riesgo de transmisión comunitaria”. Así lo ha confirmado este lunes el director del Centro de Coordinación Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, tras la reunión diaria del Comité de Evaluación y Seguimiento del Coronavirus, que ha presidido el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Sin embargo, el encuentro entre Ministerio y comunidades –que ha terminado pasadas las 20:30– ha cerrado esta posibilidad “por el momento”. De este modo no se aplicarán cierres de escuelas o confinamiento de población en zonas concretas.

Simón ha explicado que en Torrejón de Ardoz hay dos brotes, uno con la cadena de contagios sin identificar, y otro relacionado con un grupo religioso evangélico. Mientras, en Vitoria se plantea el cambio de escenario por el contagio de un profesional sanitario, del que tampoco se ha podido identificar un origen del contagio. 

Este último caso hace sospechar que el coronavirus ha llegado al sistema sanitario sin ser advertido, uno de los escenarios más temidos en una epidemia, ya que puede afectar al personal hospitalario.

 

Posibles restricciones

“Si se pasa a otra fase o escenario, podría haber restricciones relacionadas con agrupamientos de personas, y pueden ser de cualquier edad o tipo”, ha concretado Simón esta mañana. Ha matizado que un ejemplo de estas restricciones sería suprimir las clases, “algo que tiene un gran impacto porque los niños no tienen con quién quedarse”. En este contexto, Simón ha apuntado al teletrabajo como posible solución. 

El cambio de escenario en esas zonas “muy concretas” se adoptaría una vez asumido que no se puede controlar la transmisión y supondría poner en marcha medidas que tendrían un coste económico “importante”, ha reconocido Simón.

Se trata de medidas para reducir los riesgos derivados de la movilidad de los afectados hacia otros lugares y controles de eventos en los que se acumula gran cantidad de personas, así como el cierre de escuelas o teletrabajo. 

Pero “las más eficaces”, según Simón, son que las personas con sintomatología “asuman la responsabilidad” de quedarse en casa.

Sospechas de transmisión comunitaria

En la tarde de este lunes habrá una reunión con las comunidades autónomas que tienen casos con sospecha de transmisión comunitaria (Madrid, País Vasco, Cataluña y Castilla-La Mancha, después de que en Andalucía se haya desvelado el origen del primer infectado).

Sanidad ha tenido conocimiento de que ya hay comunidades en las que las Consejerías de Salud han dado instrucciones al personal sanitario para que esté disponible y trate de evitar situaciones de riesgo, como asistir a reuniones de trabajo donde haya acumulación de personas tanto nacionales como internacionales.

Por otra parte, unos 500 clientes del Hotel Adaje de Tenerife abandonarán a lo largo de hoy el establecimiento tras cumplir una semana de cuarentena, todos ellos con pruebas negativas de coronavirus.

A pesar de la recomendación de no suspender actos masivos, Simón ha precisado que Sanidad está trabajando con el Ministerio de Deportes y con las organizaciones deportivas internacionales por si hubiese que adoptar medidas ante eventos deportivos.