Sanidad estudia comprar vacunas y antivirales para hacer frente a la viruela del mono

Según 'El País', el ministerio sopesa adquirir vacunas de la viruela tradicional ante la falta de una específica de esta variante.
Representación del virus de la viruela
Representación del virus de la viruela
ROGER HARRIS/SCIENCE PHOTO LIBRARY via Getty Images

Sanidad estudia ya varias vías para responder a las primeras infecciones conocidas de la viruela del mono, una infección que ya está presente en España y numerosos países.

El ministerio de Carolina Darias ha confirmado este jueves por la tarde que está valorando la adquisición y el uso de vacunas y antivirales, en función de su viabilidad y efectividad.

Horas antes, El País avanzaba que el departamento preparaba la compra de miles de dosis de la vacuna de la viruela tradicional, ante la falta de un antiviral específico. Según este medio, que citaba fuentes sanitarias, La intención de Sanidad es administrarla solo a los contactos de los casos confirmados, siguiendo la estrategia de “anillos” que se utilizó en 1977 para erradicar la viruela convencional, añade el mismo medio.

La vacuna que está sobre la mesa se llama Imvanex y es de fabricación danesa, en los laboratorios Bavarian Nordik. Está avalada como fármaco contra la viruela tradicional por la agencia Europea del Medicamento (EMA) desde 2013. De cara a su posible uso en España, responsables de Sanidad explican a El País que “su uso en España se haría fuera de indicación, aunque existe suficiente evidencia sobre su seguridad y efectividad debido a que se trata de dos virus del mismo género”.

“De acuerdo a los procedimientos del Sistema de alerta precoz y respuesta rápida, se abrió una alerta a nivel nacional, se comunicó a la Ponencia de Alertas la situación y se ha avisado a todos los actores clave para garantizar una respuesta rápida, oportuna y coordinada”, ha señalado este jueves Sanidad.

La alerta inicial la lanzó Reino Unido el pasado 15 de mayo a la OMS, tras detectar los primeros cuatro casos en Europa. Posteriormente se han notificado otros en EEUU, Portugal, Canadá, Francia o Portugal, además de España. Solo en Madrid, la Comunidad confirmó siete contagios preliminares y ahora estudia otros 24 posibles.