POLÍTICA
24/03/2021 18:42 CET | Actualizado 24/03/2021 19:50 CET

Sanidad y las comunidades descartan endurecer las restricciones para Semana Santa

Ni adelantan el toque de queda ni cierran antes la actividad no esencial.

NurPhoto via NurPhoto via Getty Images
Gentío en una playa de Granada a mediados de marzo

El plan de Semana Santa seguirá igual pese al repunte de casos. Sanidad y las comunidades autónomas han decidido no aplicar más restricciones tras celebrar el Consejo Interterritorial de Salud este miércoles, según recogen fuentes de la reunión.

Pese a la posibilidad de que el ministerio de Carolina Darias hubiera llevado la propuesta de endurecer las medidas para frenar la transmisión del virus, las dos partes han coincidido en no modificar el plan acordado semanas atrás y que ya incluye el cierre perimetral y un toque de queda desde las 23:00 horas.

Tampoco se ha optado por el cierre temprano de la actividad no esencial, como se había rumoreado en las últimas horas, y el horario seguirá como actualmente, con las limitaciones impuestas por cada ejecutivo regional.

“Hace dos semanas, no ahora, acordamos unas actuaciones coordinadas y son unas medidas de mínimos, pero cada comunidad puede establecer medidas más restrictivas que estas”, ha declarado Darias tras el Consejo Interterritorial.

Son medidas de mínimos, pero cada comunidad puede establecer medidas más restrictivas que estasCarolina Darias, sobre el plan de Semana Santa

Control de fronteras

En la reunión de este miércoles ha estado presente el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha señalado a las autonomías la necesidad de controlar las medidas que se desprenden de este documento compartido de actuaciones en la Semana Santa.

Además, ha habido varias CCAA que han pedido un control exhaustivo de las fronteras tras las críticas al Gobierno por permitir el turismo extranjero pero no la movilidad entre distintas autonomías.

Marlaska ha defendido el control que ya existe en los aeropuertos y ha anunciado un refuerzo en la red de agentes desplegados en las carreteras y límites fronterizos interiores para regular la movilidad.