POLÍTICA
17/10/2018 12:42 CEST | Actualizado 17/10/2018 12:42 CEST

Se buscan catedráticos de Economía en el Congreso

En los pasillos de la Cámara Baja: la ofensiva del PP y Ciudadanos por tumbar los presupuestos e ir a elecciones.

EFE
PABLO CASADO

Se buscan catedráticos de Economía y de Derecho Administrativo. Este cartel parecía colgar hoy en los pasillos del Congreso de los Diputados. Teorías de todo tipo, cuentas de cada uno su manera, plazos de leyes, acusaciones fake y cifras que cambian según cada interlocutor.

¿Por qué? La batalla de los Presupuestos Generales. La ley clave para que aguante Pedro Sánchez... y la ley clave para hacer caer también a Sánchez. Los partidos lo saben y han dejado claro los ministros, líderes de formaciones y diputados que todos van a jugar al límite.

Y el PP lo tiene claro: hay que frenar las cuentas pactadas por Pedro Sánchez sea como sea. Por ello, según fuentes de la calle Génova, van a desplegar una "ofensiva parlamentaria" para parar esa norma. No habrá rincón en las Cortes Generales en el que no busquen boicotear estas cuentas: en el Senado tienen mayoría absoluta, pero jugarán sus cartas duramente también en la Mesa del Congreso y hasta en las mesas de las comisiones -donde suelen tener mayoría-.

Las confesiones de los populares iban en este sentido en los pasillos de la Cámara Baja, mientras en el Hemiciclo se desarrollaba la sesión de control al Gobierno. Precisamente, Pedro Sánchez y Pablo Casado se han enfrentado por este tema: el presidente consideraba al popular "rehén del pasado", mientras que el 'genovés' ha dicho que los presupuestos son "nefastos" y llevan el país a la "ruina".

EFE

Camino del aeropuerto

Estas palabras resonarán en unas horas en Bruselas, donde el líder del PP se reunirá con sus colegas conservadores europeos. Y las críticas a los presupuestos estarán presentes a pesar de que desde el PSOE le siguen reprochando ser desleal y un mal patriota.

Será "uno de los temas" que comentará con Merkel y otros líderes del PPE, según señalaban fuentes populares, que también han avanzado que Casado hablará sobre euroórdenes y Gibraltar. Sánchez también viaja hoy a la capital de la UE para el Consejo sobre el Brexit. No ha querido pararse con los periodistas hoy, en Bruselas habrá más suerte.

Pim, pam, pum. El PP y Ciudadanos no se han cansado de repetir en público y privado en el Congreso lo poco que le gustan las cuentas. "Son una gran mentira, irrealizables, inmorales, nos vamos a oponer al máximo", decía un alto cargo popular.

Además, se ha empezando a extender desde estas formaciones que son unas cuentas "ilegales". Desde el PP se agarran al artículo 15 de la ley de estabilidad presupuestaria y la necesidad de aprobar el techo de gasto antes. Desde Cs también se ha advertido de que bloquearán las cuentas y han acusado de falsearlas por llevarlas a Bruselas con un 1,8% de previsión de déficit mientras que ahora está en vigor el 1,3% fijado por Rajoy.

¿Y el presupuesto pa' cuando?

Y aquí se han desatado todas las teorías económicas posibles. ¿Puede el Gobierno llevar al Congreso unos presupuestos con un déficit del 1,8% pactado con Bruselas pero no lograr cambiar por el 1,3% fijado antes por Mariano Rajoy al hacer uso de su mayoría absoluta en el Senado?

Fuentes del Gobierno explican que si no logran cambiar el 1,3% por el 1,8% -por la lentitud en la tramitación de la reforma de la ley de sostenibilidad- los presupuestos llegarán con la primera cifra. Por lo tanto, la teoría de Rivera sobre la ilegalidad caería.

EFE

El Gobierno maneja el siguiente calendario: el presupuesto se aprobará definitivamente en febrero o marzo en las Cortes Generales. Al Consejo de Ministros llegaría previamente a principios de diciembre, aunque se contempla que no se registre en el Congreso hasta después de puente de diciembre -para respetar los actos del 40 aniversario de la Constitución-.

En La Moncloa creen que el veto a la senda de déficit es la excusa de las "derechas" para que no haya presupuestos e intentar que no se demuestre que se pueden hacer medidas económicas sociales. Y fuentes del Ejecutivo explican que creen, sin embargo, que pasarán fácilmente el visto bueno de la UE a las cuentas. Bruselas, entienden en el Gobierno, les preocupa más reducir la deuda que la polémica en España sobre el límite de déficit. De hecho, la sensación en el Gobierno es que en Europa no entienden cómo el PP y Cs no dejan al país aprovechar un mayor margen de gasto.

Todos los líderes con las calculadoras en las manos y sus asesores económicos detrás. Un alto cargo popular se quejaba en privado de la falta de rigor económico en el debate y decía que el Gobierno tenía "un año de impunidad", ya que el examen final de Bruselas si sacan estos presupuestos será en marzo de 2020. "Ahora van a vender brotes verdes desde el Gobierno", señalan fuentes populares.

En Moncloa, ante esa ofensiva anunciada, señalan fuentes del Palacio Presidencial: "Al Gobierno están siempre intentando bloquearlo... y no para de moverse".

Cada uno con su dato, cada uno con su teoría, cada uno con sus fechas... y cada uno con sus armas. Pero, en definitiva, una cruenta batalla por los presupuestos -que ni todavía han llegado al Congreso-. Una disputa intelectual por ver quién es el más listo y por atrasar o adelantar las elecciones.

El Gobierno cree que los independentistas dirán 'sí'

Y para sacar adelante las cuentas trabaja a tope el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ya ha fijado para el viernes su cita en la cárcel para Oriol Junqueras. Van a hablar de "todo", pero la misión es lograr su voto para los presupuestos -ERC es esencial-. Por ahora, los de Esquerra se muestran duros y siguen exigiendo que la Fiscalía pida el fin de la libertad de la prisión preventiva de los líderes del 1-O.

El feeling que tienen en el Ministerio de Hacienda es que los partidos independentistas tienen muy difícil explicar a los ciudadanos el 'no' a estas cuentas, y cree que cuando llegue el momento de votar tendrán que apoyar estas cuentas con mejoras.

También están muy atentas a todo las comunidades autónomas. Fuentes del Gobierno explicaban en el Congreso que son las regiones las que más desean que el PP desbloquee ese veto al 1,8% porque les daría más dinero. No debemos olvidar que el principal gasto autonómico va a Educación y Sanidad, pilares del Estado del Bienestar. Ojo, y también hay elecciones locales el próximo 26 de mayo.

Solo a uno de los dos equipos le pueden salir las cuentas. Y de ellos dependerá quién gane las elecciones... o tenga un mejor un relato sobre este duelo económico-administrativo-parlamentarios. Hoy muchos salían con dolor de cabeza del pasillo del Congreso.

PD- Por si no salen los presupuestos, algunos diputados del PSOE se repartían en el pasillo del Congreso décimos de la lotería de Navidad.

ESPECIAL PUBLICIDAD