VIRALES
13/05/2020 11:58 CEST | Actualizado 13/05/2020 13:21 CEST

Llaman "gilipollas" al alcalde de Zamora en un pleno por videollamada

"Hay que observar que el pleno no es una taberna", ha dicho Guarido en sus redes sociales.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, único alcalde de Izquierda Unida en una capital de provincia española, ha compartido en sus redes sociales un incidente en un pleno. 

Guarido estaba despidiendo el pleno a través de videollamada cuando, momentos antes de que todos se desconectaran, se ha escuchado un sonoro: “Qué gilipollas es”. 

El propio alcalde ha publicado un texto a modo de reflexión sobre el insulto en el que afirma que fue “una voz de mujer que no era concejala” la autora del improperio. 

“Supongo que se dirigía a mí, que fui quien despedía el pleno. Es lo que tienen los micrófonos abiertos y los descuidos. Yo no le doy más importancia, ya que le podía haber pasado a cualquiera. Dicho lo cual, hay que observar que el pleno no es una taberna; o dicho de otra manera, ella puede pensar de mí que soy un gilipollas, no se lo reprocho, pero el comentario se hace fuera de las instituciones y con los compadres”, ha señalado. 

Y ha sentenciado: “El insulto se coló por descuido y eso se arregla de manera elegante: se da un paso al frente y se dice ‘he sido yo, lo siento no volverá a ocurrir’. Una cosa es no escandalizarse por lo ocurrido, y otra es echar tierra y olvidarse. Cuando uno habla (o alguien que está con él) se enciende el marco del cuadro de la imagen. Solo hay que ver que marco encendido. Verde y en botella”.