Harry y Meghan desvelan el secreto mejor guardado sobre su boda

Se lo habían callado durante casi tres años.
Los duques de Sussex, el día de su boda, el 19 de mayo de 2018.
Los duques de Sussex, el día de su boda, el 19 de mayo de 2018.

Titular tras titular: la entrevista de Oprah Winfrey a Harry y Meghan estuvo cuajada de revelaciones. Estas abarcaron desde los pensamientos suicidas de Markle durante el embarazo de su primer hijo, Archie, hasta cómo es la relación actual del príncipe con su padre y con su hermano, pasando por las acusaciones de racismo a la casa real británica.

También hubo lugar para destapar algún secreto, como que el bebé que están esperando es una niña. A muchos espectadores se les descolgó la mandíbula con otra de las revelaciones que hicieron en relación a su boda.

La pareja se casó el 19 de mayo de 2018 en la capilla de St. George del castillo de Windsor. O eso creía todo el mundo, porque según contaron como si nada mientras daban de comer a unas gallinas, ya estaban casados.

“Tres días antes de nuestra boda, contrajimos matrimonio”, contó Markle. “Nadie lo sabe. Llamamos al arzobispo y simplemente dijimos ’Mira, esta cosa, este espectáculo, es para el mundo”, prosiguió.

“Pero queremos que nuestra unión quede para nosotros, así que en los votos que tenemos enmarcados en nuestro dormitorio salimos solo nosotros dos en nuestro patio con el arzobispo de Canterbury. Solo nosotros tres”, agregó.

“Solo nosotros tres”, coreó el príncipe Harry.

Las mejores fotos de la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle