BLOGS
03/05/2020 10:31 CEST | Actualizado 03/05/2020 10:31 CEST

Seis cosas sobre liderazgo (ficción y realidad) que hemos aprendido durante el confinamiento

Daniel Lozano Gonzalez via Getty Images

(Puede contener spoilers)

Ficción

1. Que Nairobi (La Casa de Papel) es la líder que todo el mundo quiere tener. Algunas de las fortalezas y rasgos con los que cuenta son la empatía, la franqueza y generosidad y su capacidad de trabajar sobre el corazón de los demás. El funeral casi de Estado que le organizan es un ejemplo del respeto que genera. Por otro lado, El profesor es un gran ejemplo de cómo se puede liderar un equipo desde la distancia (incluso teletrabajando). Sus fortalezas son planificación y estrategia y el plan de no aislarse, sino buscar aliados.

2. Que para convencer hay que emocionar. La Valla, la serie española de Atresmedia que predijo el coronavirus, puede mostrar cierto paralelismo con alguna simbología con La Casa de Papel. Desde la existencia de un grupo de “resistencia” contra el poder establecido, la creación de eslóganes emocionales (en este caso, “por la libertad”) e incluso canciones que se convierten en himnos (Canto a la libertad, de Labordeta). Sin embargo, lo más interesante aquí es la capacidad para influir en las mentes, no por la fuerza, sino a través de sugerir y persuadir. La búsqueda de aliados también es clave.

3. Que para Juan Carrasco no hay epidemia, ni alerta ni crisis sanitaria. La nueva serie Vamos Juan (TNT), o la anterior, Vota Juan es una buena lección de lo que no se puede hacer en comunicación política.

Realidad

4. Que a Inés Arrimadas le está beneficiando la falta de comunicación y conflicto. Con la presidenta de Ciudadanos se está aplicando otra estrategia del liderazgo, que es el alejamiento temporal. Con esta escasez de visibilidad está ganando cierto tiempo para no desgastarse creando más expectación y ganas. Sin embargo, en el ámbito local, el perfil bajo de Ada Colau no le está beneficiando, ya que no está mostrando su plan; mientras que otros alcaldes, como Almeida, han pasado de un perfil de reputación medio-bajo a medio-alto gracias a la capacidad de generar confianza.

5. Que se pueden hacer conferencias de prensa solo para niños. La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, realizó una comparecencia en la que respondió a preguntas hechas por los niños, tales como: “¿Puedo tener una fiesta de cumpleaños?”, ”¿Puedo visitar a mis abuelos después de haber ido a un centro comercial?”, ”¿Cuánto tiempo se tarda en hacer una vacuna?” y ”¿Qué puedo hacer para ayudar?”.

6. Que la ministra Trabajo, Yolanda Díaz, necesita un webinar intensivo de comunicación no verbal. En sus primeras comparecencias ha mostrado mucha inseguridad y le cuesta transmitir el mensaje. No se puede mostrar una sonrisa de nerviosismo cuando se habla de ERTEs ni tampoco tocarse el pelo constantemente. Del mismo modo, decir “a ver si soy capaz” tampoco ayuda a generar sensación de confianza.