Seis ginecólogas eligen la mejor ropa interior para tu salud íntima

La mejor ropa interior para el día a día no tiene por qué ser la ropa adecuada para otras situaciones, como hacer deporte.

Al comprar ropa interior, a menudo se comete el error de priorizar la estética, ya sea para encuentros íntimos o para evitar esas indeseadas líneas que se marcan a través del pantalón. Sin embargo, las seis ginecólogas de este artículo, como expertas en salud vaginal, recomiendan prestar más atención a otros factores.

“Algunas mujeres pueden ponerse cualquier prenda o ir sin ropa interior y nunca les pasa nada”, comenta Alyssa Dweck, ginecóloga y experta en salud sexual y reproductiva. “A otras mujeres, sobre todo si tienen una piel sensible que tiende a infectarse, les conviene utilizar tejidos que permitan que la piel íntima ‘respire’. Al fin y al cabo, los hongos y las bacterias prosperan en lugares húmedos y oscuros.

A continuación, Dweck y otras expertas comparten sus consejos y productos preferidos.

Los tejidos transpirables son los más adecuados.

“Si llevas ropa interior que no permite la circulación de aire, como sucede con los tejidos sintéticos, te arriesgas a sufrir infecciones de hongos y bacterias”, advierte la doctora Diana Hoppe, obstetra-ginecóloga, experta en salud de la mujer y autora de Healthy Sex Drive, Healthy You.

Opta por tejidos naturales, que son menos herméticos y minimizan el contacto con ciertas sustancias químicas e irritantes.

“Para quienes tienden a sufrir picores, irritaciones o infecciones, recomiendo ropa interior de algodón, por lo menos en la entrepierna”, comenta Dweck said.

La doctora Sherry Ross, autora de She-ology: The Definitive Guide to Women’s Intimate Health, enfatiza la importancia del material en la zona de la entrepierna.

“La ropa interior puede ser de nylon, de poliéster o de spandex, siempre y cuando la zona de la entrepierna sea de algodón, por el bien de la vulva”, aconseja.

Es fundamental llevar la talla correcta

“Un corte y una talla adecuados pueden evitar molestias e irritaciones. Las bragas tienen que ajustarse de forma cómoda sobre los labios”, explica la doctora Pari Ghodsi, ginecóloga y miembro del Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (FACOG).

Llevar ropa interior demasiado ajustada provoca rozaduras que a su vez pueden provocar quistes, pelos encarnados, marcas en la piel y otros problemas.

“Es importante elegir la talla adecuada para evitar microcortes, microtraumas, roces e irritaciones que surgen por utilizar ciertos materiales o tipos de bragas (como los tangas)”, comenta la doctora Sheila Loanzon, obstetra-ginecóloga y miembro de FACOG.

La solución es sencilla: utiliza la talla y la clase de braga que mejor se adapte a tu cuerpo.

“Compra varios tipos de bragas y descubre cuál te resulta más cómoda”, propone Hoppe. “Asegúrate de que no te aprieten mucho ni tengan bandas elásticas irritantes ni sean tan grandes que se te arremanguen. A mí las que más cómodas me resultan son las bragas de corte francés de algodón”.

Los tangas no son necesariamente malos

Dweck subraya que no es necesario evitar los tangas ni ninguna clase de braga en particular si a ti te gusta. Simplemente asegúrate de que el tejido y la talla sean adecuados para que no te causen irritaciones.

“Evidentemente, no hay que renunciar a la comodidad ni al estilo”, aclara.

A quienes les gusten los tangas les complacerá saber que la ciencia está de su lado.

“Existe un buen estudio hecho por obstetras y ginecólogos en mayo de 2018 que compara los tangas con las bragas y no muestra ninguna diferencia en cuanto a riesgo de candidiasis, vaginosis bacteriana o infecciones del tracto urinario”, expone la doctora Kimberly Larson-Ohlsen, ginecóloga de la clínica UCHealth Gynecology Clinic de Denver. “Sí que descubrieron una incidencia mayor de candidiasis entre quienes usan ropa interior que no es de algodón”.

Pari señala que el contexto también afecta a la conveniencia o inconveniencia de llevar tanga.

“Puedes elegir estilos diferentes para situaciones diferentes. Por ejemplo, hacer deporte en tanga puede provocar irritación, pero llevar tanga bajo un vestido ligero para una ocasión especial probablemente no te cause ningún problema”, explica.

Ir sin ropa interior es una opción sorprendentemente saludable

Si no te gusta ir con muchas capas, quizás te interese escuchar a Ross: puedes ir sin bragas.

“Depende de cada una llevar ropa interior o no”, comenta Ross. “Cuando no llevas ropa interior, la vulva y las nalgas están libres. La vulva se queda sin tejidos encima que puedan irritarla. Además, no se acumula tanto calor ni humedad, unos factores que favorecen las infecciones vaginales”.

La decisión correcta depende del momento y el contexto

La mejor ropa interior para el día a día no tiene por qué ser la ropa adecuada para otras stuaciones, como hacer deporte.

Hoppe comenta que prefiere la ropa interior básica de algodón para hacer deporte.

“Y lo más importante, si pasas mucho tiempo fuera o haciendo ejercicio, deberías ducharte y cambiarte de ropa interior en cuanto puedas para evitar el riesgo de desarrollo de hongos”, añade la obstetra-ginecóloga Christine Greves.

Otras personas pueden optar por no llevar ropa interior al hacer deporte y, desde el punto de vista de la salud, no está contraindicado.

“Siempre y cuanto tu ropa para entrenar tenga refuerzo en la entrepierna y tejido antibacteriano, no deberías desarrollar ninguna infección”, comenta Ross.

Otra situación en la que se recomienda adaptar la ropa interior es durante la menstruación.

“Las compresas son muy irritantes para la vulva”, advierte.

Aunque los expertos tienen sus preferencias en cuanto a productos y marcas, lo mejor es que cada persona decida qué es lo mejor para ella en cada situación”.

“A medida que una persona envejece, la ropa interior que le gusta puede cambiar, de modo que no siempre es posible quedarse con una sola clase”, comenta Loanzon. “Algunas prefieren priorizar que no se noten las marcas a través de la ropa y otras personas prefieren fijarse en aspectos distintos. Al final, se trata de que cada una elija lo que le guste”.

La forma de lavar tu ropa interior importa, y mucho

Más allá de elegir un tipo específico de bragas, hay formas de mejorar la salud vaginal, como la forma de lavar la ropa interior.

“Los perfumes, suavizantes y cremas son irritantes que pueden afectar al pH de la vagina”, advierte Ross.

“Lava tu ropa interior con detergentes que no contengan tintes ni fragancias”, corrobora Larson-Ohlsen. “También les recomiendo a las mujeres que no lleven ropa interior por la noche o cuando estén en casa”.

En definitiva, lo mejor que puedes hacer para tu salud vaginal es prestar atención a los posibles cambios y tener una buena higiene.

Tal y como señala Loanzon, “la higiene vaginal es extremadamente importante: hay que limpiarse desde delante hacia atrás, evitar que entre jabón en la piel interna de la vulva, conviene lavarse solo con agua, evitar las toallitas húmedas, porque acidifican la vagina, y cambiarse de bragas después de hacer ejercicio”.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Modelos masculinos de ropa interior