INTERNACIONAL
25/05/2021 10:46 CEST

Sendero Luminoso mata a 16 personas, incluidos dos niños, en víspera electoral

Los ataques terroristas a las puertas de unas elecciones son una constante en la democracia peruana.

EL COMERCIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO / EUROPA PRESS
Militares en la región del VRAEM, donde tiene presencia la guerrilla maoísta Sendero Luminoso.

Un total de 16 personas, incluidos hombres, mujeres y niños, han sido asesinadas este domingo en la localidad de San Miguel del Ene, en una región selvática del interior de Perú situada a unos 250 kilómetros al este de Lima, en un ataque atribuido por las autoridades a la guerrilla de Sendero Luminoso.

La ministra de Defensa, Nuria Esparch, ha señalado en la noche de este lunes de que finalmente se ha confirmado la muerte de 16 personas en la localidad ubicada en la región del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) y ha detallado que seis cuerpos se han encontrado “calcinados” y el resto “abatidos a balazos”.

La información aportada por la titular de Defensa añade dos a la cifra de fallecidos inicialmente difundida por el área, lo que la ministra ha achacado, en una intervención en la emisora RPP, a que se realizó un balance “más conservador” hasta poder corroborar la cifra total ya en el lugar de los hechos.

Previamente, la Policía Nacional de Perú había informado de 18 muertos en el ataque y su comandante general, César Cervantes, especuló entre la posibilidad de un ataque de la guerrilla Sendero Luminoso o de un grupo de narcotraficantes.

“Han comunicado a la Policía Nacional el asesinato de 18 personas. Se tratarían de seis mujeres, dos menores de edad y 10 hombres”, declaró Cervantes, si bien Esparch ha corregido que finalmente se han notificado 16 cadáveres.

El posible trasfondo electoral

Los atacantes irrumpieron en dos bares de la zona de Cuchipampa y los milicianos amenazaron a quienes apoyen a la candidata de ultraderecha, Keiko Fujimori, con vistas a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú, prevista para el 6 de junio, según recoge la prensa peruana.

Fuentes policiales han explicado que los asaltantes llegaron al lugar sobre las 22.00 horas y mataron a hombres, mujeres y dos menores de edad, al parecer hijos de las trabajadoras de los locales.

Los guerrilleros incineraron los cadáveres de los dos niños, según informa el periódico ‘Perú 21’, que recoge una fotografía del panfleto dejado por los atacantes, firmado como Sendero Luminoso y en el que piden “Limpiar al VRAEM y al Perú de antros de mal vivir, de parásitos y corruptos”.

En el texto también piden el voto nulo en las elecciones del 6 de junio y advierten de que ”¡Quien vote por Keiko Fujimori es traidor, es asesino del VRAEM, es asesino del Perú! ¡Pueblo peruano: nuca más fujimoriato. Nunca más Fujimori. Nunca más Keiko Fujimori!”.

“Este tipo de acción es denominada por la Organización Terrorista (Sendero Luminoso) como ‘limpieza social’ y fue ejecutada con armas de fuego. En el lugar se hallaron panfletos que conminaban a la población a no participar del proceso electoral 2021”, ha explicado el Ministerio de Defensa peruano, al respecto, en un comunicado.

La Fiscalía peruana ha anunciado ya una investigación de lo ocurrido a cargo de la Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Terrorismo y Lesa Humanidad de Huánuco y Selva Central.

La condena de ambos candidatos (y de la ministra Laya)

Tras confirmar el número total de cadáveres hallados en el lugar de los hechos, la ministra de Defensa ha pedido “no utilizar la muerte de 16 peruanos para la campaña” de la segunda vuelta de las presidenciales.

“Por neutralidad política no podemos hacer ninguna clase de declaración al respecto, pero sí les pido que por respeto a estos 16 muertos dejemos de utilizar su nombre y utilizar esta insania terrorista para efectos de la campaña”, ha aseverado.

La ministra también ha señalado que “49 bases contraterroristas están desplegadas en la zona” y ha asegurado que “no se va a descansar hasta lograr detener a estos delincuentes asesinos”. “Estamos enfocados en garantizar la seguridad de todos los peruanos”, ha sentenciado.

Por su parte, el presidente saliente de Perú, Francisco Sagasti, ha condenado ya el ataque y ha ordenado el envío de tropas a la zona. “Condeno y repudio enérgicamente el asesinato de 14 personas en el VRAEM”, ha afirmado Sagasti en un mensaje difundido en redes sociales.

“He ordenado el despliegue de patrullas de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional en la zona para que esta acción terrorista no quede impune”, ha añadido. Sagasti ha manifestado además sus condolencias a los familiares de las víctimas en nombre del Gobierno.

Por otra parte, la jefa de Gabinete del Gobierno, Violeta Bermúdez ha expresado igualmente su condena y ha advertido de “sanciones” para los responsables.

Este ataque podría sacudir la campaña de la segunda vuelta de las presidenciales cuando el candidato de izquierda, Pedro Castillo, aventaja en más de diez puntos en las encuestas a la derechista Keiko Fujimori, en particular debido a las acusaciones dirigidas contra Castillo de afinidad con Sendero Luminoso.

“Mi solidaridad con las familias de las 18 víctimas en el cobarde ataque ocurrido en Pichari, VRAEM. Condeno enérgicamente este atentado terrorista e insto a la justicia a que aplique todo el peso de la ley. No vamos tolerar ningún acto de violencia”, ha publicado Castillo en Twitter. “En nuestro Gobierno impulsaremos mayor presupuesto en la investigación policial para determinar las verdaderas causas de estos atentados”, ha añadido.

En cuanto a Fujimori, también ha rechazado “categóricamente” y ha condenado estos “hechos lamentables”, para lamentar “profundamente que actos violentos estén ocurriendo nuevamente en nuestro país”, ya que según ha recordado a través de un vídeo compartido en sus redes sociales “para los que tenemos más de 45 años esto no es una novedad”, en referencia a la actividad pasada de la guerrilla.

“Los grupos terroristas lo que buscan es paralizarnos, generarnos miedo, y nosotros no debemos permitirlo”, ha asegurado, sino que “debemos defender nuestra patria y acudir el día 6 de junio, con mucha serenidad, a votar por la opción que crean, pero lo importante es defender este proceso democrático”.

Fujimori también ha mostrado su “total respaldo” a las Fuerzas Armadas, a la Policía Nacional y al presidente Sagasti, ya que “con su liderazgo va a poder mantener la paz en nuestro país”.

Por último, también ha rechazado “las insinuaciones afiebradas de algunas personas que tratando de aprovecharse políticamente están señalando a personas o a nuestra agrupación política, no debemos permitir este tipo de actos desesperados”, ha advertido.

Por su parte, el Gobierno de España también ha condenado el “brutal asesinato” de 16 ciudadanos peruanos “a manos del terrorismo”. “Es prioritario ahora aclarar los hechos y llevar a los responsables ante la justicia”, ha subrayado el Ministerio de Exteriores, Unión Europea y Cooperación a través de un comunicado.

El ministerio ha expresado así su “plena solidaridad” con las familias de las víctimas, entre las que hay dos niños, además de hombres y mujeres, y con el pueblo y el Gobierno de Perú.

“Confiamos en que las próximas elecciones puedan celebrarse de manera libre, democrática y en paz”, ha concluido el ministerio de Exteriores, en referencia a la segunda vuelta de los comicios presidenciales que tendrá lugar el 6 de junio.

Terrorismo en víspera electoral, una constante en la democracia peruana

2021. El pasado 23 de marzo, a menos de tres semanas de los comicios generales del 11 de abril, una columna de Sendero Luminoso perpetró una masacre en el pueblo de Huarcatán, en la región de Ayacucho.

En ese ataque, fueron secuestrados y posteriormente asesinados cuatro miembros de una misma familia, que integraban los llamados comités de autodefensa, organizaciones sociales que velan por proteger a sus comunidades de la delincuencia.

En aquel momento, la masacre se leyó como una muestra de autoridad del “camarada” que habría asumido el lugar de Jorge Quispe Palomino, el ‘camarada Raúl’, el líder de esta organización terrorista, cuya muerte fue confirmada el 30 de marzo, apenas una semana después del ataque en Huarcatán.

2016. El 9 de abril, un día antes de la celebración de los comicios generales de 2016, una emboscada atribuida a Sendero Luminoso contra una patrulla militar dejó diez muertos, entre ellos ocho militares y dos civiles, y cinco heridos en el poblado de Hatunccasa, en Santo Domingo de Acobamba.

Los soldados eran parte de una patrulla militar que se trasladaba al pueblo de Matichaca, en la región andina de Junín, para resguardar las urnas del domingo electoral.

2014. También en víspera de los comicios regionales y municipales celebrados en octubre de 2014, el grupo terrorista atacó en el VRAEM a 28 policías que protegían un convoy con material electoral, y dejó a dos uniformados muertos y cinco heridos.

2011. El 4 de junio, un día antes de la segunda vuelta electoral de 2011, que enfrentaba al expresidente nacionalista Ollanta Humala con Keiko Fujimori, una emboscada de Sendero Luminoso se saldó con cinco militares muertos en la región selvática de Cusco.

Las víctimas integraban una patrulla del comando especial en el VRAEM que se dirigía a custodiar el proceso electoral en la localidad de Choquetira, en la provincia de La Convención.