27/11/2020 09:34 CET | Actualizado 27/11/2020 17:34 CET

Si de verdad no es un envío urgente… no lo hagas

Elige 'Envío Responsable' de Correos.

Ya estamos inmersos en la época de las compras del año por excelencia. El Black Friday, el Cyber Monday, las navidades y los Reyes suponen intensos días de envíos, cambios y recogidas de paquetes y regalos.

La UNO (Organización Empresarial de Logística y Transporte de España) prevé que en estos días las empresas de paquetería y logística muevan 50 millones de envíos correspondientes al Black Friday. Esta cifra supone un 30% más de las registradas el año pasado.

Camiones, aviones, trenes, furgonetas, motos y coches de las empresas de mensajería y paquetería están dispuestos para afrontar los días más moviditos del año. Pero quizá hay una cosa que no nos hemos planteado: ¿qué coste medioambiental tiene esto? Porque sigue saliendo muy caro al planeta.

Mientras que se van poniendo en marcha políticas y estrategias de sostenibilidad que ayuden reducir la huella ambiental, debemos de saber que un pequeño gesto por nuestra parte también contribuye a ello. 

Los envíos urgentes tienen unas consecuencias de las que los consumidores no son muchas veces conscientes. De hecho, la diferencia entre el envío de un paquete urgente en un sólo vehículo y esperar a que ese medio de transporte esté completo supone un importante ahorro de emisiones, ya que permite reducir el número de rutas”, advierte Elena Fernández, subdirectora de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Correos. 

 

Por ello invita Fernández a reflexionar y a tomar conciencia de lo que suponen esas prisas para el medioambiente. “Es mejor pensar dos veces antes de dar el clic si necesito ese envío en 24 horas o una hora, o puedo esperar unos días a que llegue. Si el cliente elige un envío responsable, vamos a esperar a que el vehículo se llene de carga antes de salir y, además, podemos optar por modelos de entrega menos contaminante”, explica. “El envío urgente se entrega siempre en un vehículo y el paquete se puede entregar con un vehículo eléctrico o de la manera más sostenible, de manos de un cartero”.

 

Trabajar por emisiones 0

Correos en su web, y en sus oficinas, recoge la posibilidad de elegir la opción “Envío Responsable”, el que permite optimizar al máximo cada ruta y que pone al servicio del medioambiente los recursos de la compañía en su lucha por conseguir 0 emisiones.

“Para ello llevamos unos años estudiando cuál es el mix de flota ideal para Correos. Los vehículos eléctricos son la solución para la última milla. Pero para media y larga distancia estamos analizando otro tipo de combustibles alternativos, como el GNC y GLP (Gas Natural Comprimido y Gas Licuado del Petróleo) porque el vehículo eléctrico no puede recorrer grandes distancias (autonomía de 3.000 kilómetros) ni transportar grandes tonelajes”, explica Elena Fernández. 

Su apuesta por lo local, también forma parte de este objetivo, poniendo el foco en una economía de proximidad y comprando sólo lo necesario.

 

“Y mientras nuestras emisiones no sean 0, compensamos con proyectos que absorben CO2”, cuenta la responsable de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Correos. El año pasado Correos apoyó cuatro proyectos: uno de reforestación en España, uno de biomasa en Chile, uno de energía eólica en México y uno de manejo sostenible de bosques amazónicos en Chile. 

Lección aprendida de consumidor responsable: si nos paramos a pensar antes de finalizar la compra ¿es de verdad necesario que me llegue mañana? podemos ahorrarle un pequeño disgusto al planeta.