Sí, mucha gente se ha ido de vacaciones en plena pandemia y no hay por qué recriminárselo

Es probable que también tú lo hayas pensado al ver las historias de tus amigos en Instagram: ¿qué narices haces yéndote de vacaciones en plena pandemia?

Criticar y hacer sentir mal a las personas que se han ido de vacaciones es una tendencia al alza y la lógica de este razonamiento es bastante sencilla: si viajas o has viajado este verano, corres el riesgo de expandir el coronavirus. Mucha gente piensa que irse de vacaciones en plena pandemia es un acto egoísta, mientras que otras personas piensan que es un descanso mental que se merecen.

Es probable que también tú lo hayas pensado al ver las historias de tus amigos en Instagram: ¿qué narices haces yéndote de vacaciones en plena crisis?¿Estamos locos?

A los seres humanos nos encanta criticar, y la pandemia ha puesto en bandeja la oportunidad de hacerlo por infinidad de motivos: no llevas bien la mascarilla, no te has lavado las manos, estornuda dentro de la mascarilla, deja de dar abrazos a tus amigos, etc.

Ahora, las críticas se centran en las personas que se han ido de vacaciones. Pero ¿por qué? Viajar sigue siendo legal, aunque mucha gente decida no hacerlo por decisión personal.

La edición británica del HuffPost se ha puesto en contacto con tres personas que acaban de volver de sus vacaciones para conocer su experiencia.

‘Era ahora o nunca’

Monisha Gohil (izquierda), con su amiga en Italia.
Monisha Gohil (izquierda), con su amiga en Italia.

Monisha Gohil, de 23 años y relaciones públicas de Datadial, tenía pensado viajar a Italia en marzo para ver a su mejor amiga antes de que acabara su Erasmus.

Por suerte para ella, no llegó a hacer ninguna reserva antes del confinamiento, pero sí para después. Se fue del 25 de agosto al 2 de septiembre. “Era ahora o nunca. Quería conocer un capítulo de la vida de mi mejor amiga que había significado tanto para ella”.

Gohil viajó a Padua (Italia) tras vigilar durante un tiempo los casos de coronavirus que había en Londres y en Pauda. “Los casos no parecían ir en aumento, así que fui tomando todas las precauciones posibles”.

Pero no todas las personas del círculo de amigos de Gohil estuvieron de acuerdo con sus vacaciones. Incluso llegó a discutir con un amigo que no entiende por qué la gente se va de vacaciones en plena pandemia. “Él sabía que yo había viajado al extranjero y me dijo: ‘Vale que lo tuyo era un viaje especial porque era tu última oportunidad de visitar a tu mejor amiga en Italia, pero no me entra en la cabeza que la gente viaje solo para tomar el sol en la playa’”.

“Me parece surrealista. Me siento muy afortunada por haber viajado a otro país este verano y no me arrepiento de mi decisión. Pude estar con mi mejor amiga después de un año sin verla y exploré una ciudad única de Italia”, concluye.

‘Si cumples las normas a rajatabla, no estás haciendo nada malo’

Nic Crilly-Hargrave
Nic Crilly-Hargrave

Nic Crilly-Hargrave, fotógrafo de 30 años, viajó a Oporto y a Lisboa con su esposa el mes pasado para aprovechar lo mejor de la temporada alta, pero sin las aglomeraciones de turistas.

“Como los dos somos autónomos y trabajamos desde casa, no tuvimos reparos en hacer la cuarentena que exige el Gobierno británico al llegar a Londres porque es básicamente lo que habríamos hecho de todos modos. No creo que viajar sea un acto egoísta ahora mismo. Si cumples las normas a rajatabla, sigues las medidas de precaución y no te da miedo viajar, no estás haciendo nada malo”, argumenta.

Crilly-Hargrave no se arrepiente ni lo más mínimo de haberse ido de vacaciones: “Lo disfrutamos tanto que reservamos otras vacaciones unas semanas después”.

“Lo único que nos preocupó fue que no hacían pruebas a nadie al llegar al destino ni mucho menos controlan quiénes cumplen la cuarentena al volver al Reino Unido”, lamenta.

‘No deberían hacerme sentir culpable’

Jennifer Hodgson
Jennifer Hodgson

Jennifer Hodgson, directora de Moda PR, aprovechó sus vacaciones de agosto para viajar a Grecia con su pareja, su padre, su hermano y su cuñada.

“Nadie me criticó cuando me fui, pero sé de gente que sí ha recibido ataques, y me parece injusto. Otra cosa sería si le hubieran dicho que guardara cuarentena y no lo hubiera hecho”, comenta.

Hodgson agradeció poder tomarse un respiro después de haber cancelado dos vacaciones durante el confinamiento. “Como trabajo desde casa, tener que guardar cuarentena no habría sido ningún problema. Si las autoridades me han permitido viajar, no deberían hacerme sentir culpable después”, zanja.

“Ahora ya estoy en casa. Me alegro de haber vuelto antes de que se ordene un nuevo confinamiento, pero no creo que eso me impida tomarme otras vacaciones más adelante”.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

El metro de Madrid, a reventar en pleno repunte de la pandemia