Si solo puedes que ver un momento de los Goya, que sea el discurso de Benedicta Sánchez

La gallega de 84 años se ha hecho con el Goya a Mejor actriz revelación por 'O que arde', de Oliver Laxe.

Benedicta Sánchez (Corgo, 1935) no solo se ha llevado el Goya a Mejor actriz revelación por O que arde en la 34ª edición de los premios del cine español. La gallega de 84 años también se ha llevado de calle al público con su discurso de agradecimiento.

Naturalidad ha sido lo que ha desprendido Sánchez al subirse al escenario, donde ha alzado los brazos y ha hecho una reverencia justo antes de ponerse a hablar. “La vida te da sorpresas. Esta es una muy grande en toda mi larga existencia”, ha arrancado la actriz, que ha agradecido el premio a sus padres, a su hija por haberla llevado al casting y al director Óliver Laxe.

“A Óliver Laxe y a su equipo que me trataron... No creo que haya princesa a la que hayan dado un trato tan maravilloso”, ha seguido Benedicta, que se ha quedado sin palabras en mitad del discurso y ha tenido que pedir ayuda al auditorio. Su ”¡ayúdenme! ¡ayúdenme!” ya es historia de los Goya.

Le quedaban todavía casi dos minutos de speech: “Díganme cosas para que pueda decirlas porque sino me quedo enmudecida”.

Después de esta pausa, la actriz ha seguido dando las gracias a Galicia, su tierra meiga, y ha dicho que se siente “muy enamorada de España”.

Su mejor parte, la más natural, ha llegado cuando llevaba cuatro minutos sobre el escenario. “Podría decir infinidad de cosas pero... ¡Ah! ¿Ya es suficiente? Gracias, gracias...”, ha dicho Benedicta Sánchez antes de abandonar el escenario y pronunciar las que han sido sus palabras más emotivas.

“Adrián y Pau, no se olviden de la yaya que les quiere mucho"”

- Benedicta Sánchez

La actriz también ha querido acordarse de su familia. “Quería decir algo muy especial, para mi hija y mis queridos nietos. Adrián y Pau, no se olviden de la yaya que les quiere mucho”, ha dicho la intérprete en su despedida.

La naturalidad volvió a salir en la sala de detrás del escenario, cuando confesó que estaba triste porque no le gustaba competir y aquí, al ganar ella el premio, se habían quedado otras tres actrices sin lograr el galardón.

La alfombra roja de los Goya 2020