Si solo puedes escuchar un discurso de los Oscar, que sea el de Bong Joon-ho

El director de 'Parásitos' ha hecho historia y su discurso a Mejor dirección será uno de los más recordados de la gala.

No podía ser de otra manera, el mejor discurso de los Oscar ha sido el del gran triunfador de la ceremonia: el director Bong Joon-ho.

El coreano ya había subido al escenario del Teatro Dolby de Los Ángeles para recoger la estatuilla a Mejor guión original —y mirarla con esa sonrisa de entre no me lo creo y qué feliz soy— cuando volvió a lo más alto a levantar el premio a Mejor dirección.

Era el tercero de la noche y, aunque aún le quedaba el más grande (película), su discurso arrasó por su sinceridad, sus caras de sorpresa y sus generosas palabras. En ese momento habló el Joon-ho director, compañero y admirador de los otros nomiandos.

“He estudiado todas las películas de Martin Scorsese. Estar nominado ya era genial para mí, nunca pensé que ganaría”, dijo el coreano sobre el director de El Irlandés, al que el público ovacionó poniéndose en pie.

Las siguientes palabras fueron para Tarantino [Érase una vez en... Hollywood] y los otros nominados. “Cuando la gente en Estados Unidos no conocía mis películas, Quentin Tarantino siempre las mencionaba, muchas gracias. Todd y Sam, y el resto de directores nominados, sois geniales”, añadió.

Lo mejor lo dejó para el final cuando el director hizo un alarde de generosidad: “Si la Academia lo permite, me gustaría cortar el Oscar en cinco partes con una sierra mecánica. Lo repartimos entre los cinco”.

Su despedida —“voy a beber hasta mañana por la mañana”— hace pensar que no se imaginaba lo que iba a venir después. Bong Joon-ho hubiese dejado la gala así pero la Academia de Hollywood le había reservado una sorpresa final: el Oscar a Mejor película.

Alfombra roja de los Oscar 2020