Siete países de la UE siguen las recomendaciones de Bruselas y restringen los vuelos con el sur de África

España, Alemania, Italia, Países Bajos, Francia, Austria y República Checa ya han adoptado esa suspensión.
Aeropuerto, llegadas internacionales.
Aeropuerto, llegadas internacionales.
EFE

Después de que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunciara este viernes que propondría a los países del bloque coordinar la prohibición de vuelos a la región del sur de África por la nueva variante detectada allí, siete países ya han decidido seguir las recomendaciones.

“La Comisión propondrá, en estrecha coordinación con los Estados miembros, activar el freno de emergencia para parar los viajes aéreos desde el sur de África por la variante de preocupación B.1.1.529”, escribía la jefa del Ejecutivo comunitario en su perfil de Twitter.

Tras el anuncio, España, Alemania, Italia, Países Bajos, Francia, Austria y República Checa ya han adoptado esa suspensión. En Israel, donde el Gobierno aseguraba la mañana de este viernes que ha detectado tres posibles casos de esta nueva variante, se ha optado por incluir a los países de esa región africana en su lista roja, lo que impide la entrada de extranjeros procedentes de seis naciones: Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Namibia y Eswatini (antigua Suazilandia). De la misma forma, el Reino Unido ha vetado también los vuelos desde esa región.

El Gobierno español, en palabras de su portavoz, Isabel Rodríguez, ha pedido “tranquilidad” a la ciudadanía, asegurando que se trabajará con “absoluto rigor” y del mismo modo que se ha venido haciendo toda la pandemia, “compartiendo las decisiones con las comunidades autónomas”.

Directrices comunes

Los Veintisiete cuentan con unas directrices comunes que prevén la activación de un “freno de emergencia” para coordinar el cierre de la frontera exterior a países en donde se detecten nuevas variantes que puedan suponer un riesgo para el control de la pandemia de coronavirus en la UE.

Este instrumento, sin embargo, se basa en una recomendación de Bruselas para definir una “coordinación práctica” pero no supone una “obligación legal” para los Estados miembro, que son quienes conservan las competencias exclusivas en esta materia y deciden de manera individual como actuar con el tránsito en sus fronteras.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado una reunión extraordinaria de expertos para este mismo viernes para evaluar el riesgo que plantea esta nueva variante detectada en Sudáfrica y determinar si “debe ser designada como variante de interés o variante preocupante”.

Primeras imágenes del virus

Las primeras imágenes reales del coronavirus: así es de verdad

Popular in the Community